SAN LUIS - Michael Young es una de las caras más emblemáticas de los Rangers de Texas. Es el pelotero activo que más tiempo lleva con el equipo, ha cambiado de posición varias veces para darles cabida a otros y este año tuvo una de sus mejores temporadas en Grandes Ligas.

Fue Young que encabezó una reunión de los Rangers luego de su derrota en la Serie Mundial ante los Gigantes en noviembre pasado, exhortando a sus compañeros de equipo a mantener el enfoque. Y como ha sido el caso desde el 2000, el veterano fue parte íntegra del equipo texano este año en el terreno de juego.

Sin embargo, las cosas no empezaron muy bien para Young en el 2011. Después de ver las adquisiciones del tercera base dominicano Adrián Beltré y del receptor/inicialista/bateador designado Mike Napoli, el infielder-quien había sido titular en la antesala desde el 2009--acusó a la gerencia de los Rangers de "manipularlo y engañarlo", pensando que no había sido informado ni tomado en cuenta a la hora de reestructurarse el equipo y ser movido de la tercera al puesto de bateador designado y utility.

Justo antes de los entrenamientos de primavera en febrero, exigió ser cambiado. Pero al fin y al cabo ambas partes llegaron a entenderse y Young no se fue a ningún lado.

"El primer día de los entrenamientos fue buenísimo para mí", dijo Young, "porque pude dejar en el pasado todo eso y simplemente jugar pelota".

Esta campaña terminó siendo uno de los mejores momentos de su ilustre carrera.

"Ha funcionado", dijo el gerente general de los Rangers, Jon Daniels. "Ha funcionado tan bien o mejor de lo que pudimos haber imaginado".

En cuanto a la producción ofensiva de Young, fue una temporada para el recuerdo: Promedio de .331, el mejor de su carrera; co líder de Grandes Ligas en hits con 213, junto al primera base mexicano de los Medias Rojas, Adrián González; 41 dobles, 11 jonrones y 106 empuadas; y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .854.

Más allá de los números, Young cumplió exactamente el papel que tenían en mente Daniels, el presidente/principal propietario del equipo Nolan Ryan y el manager Ron Washington: bateador designado y utility del cuadro.

Beltré se perdió 38 juegos por lesión y Young fue su principal sustituto. El veterano de 34 años también jugó bastante en la primera y la segunda.

"Realmente le brindó a Wash mucha versatilidad y flexibilidad para mantener refrescados a los muchachos, tanto con la ausencia de Adrián como con los problemas de Mitch (Moreland) al final de la temporada", dijo Daniels. "No tuvimos que subir a nadie ni darle juego extendido a un jugador extra, gracias a la flexibilidad de Michael".

Young, californiano de ascendencia mexicana, ocupa el primer lugar en la lista de todos los tiempos de un sinnúmero de departamentos de los Rangers, incluyendo partidos jugados, hits, dobles, triples y anotadas.

Sufrió los malos tiempos de Texas durante la década pasada y ahora disfruta y aporta en los mejores momentos en la historia del equipo.

"Ha sido buenísimo para nosotros", dijo el venezolano Elvis Andrus, quien sustituyó a Young en el campo corto en el 2009. "Lo admiramos todos. Cuando no te sientes bien es alguien con quien te gusta hablar. Es nuestro líder".

Y pensar que hace unos meses parecía imposible tanta armonía.