(Dilip Vishwanat/Getty)

SAN LUIS - Desde el 2005, una constante en los Cardenales, aparte del dominicano Albert Pujols y Chris Carpenter, ha sido el receptor boricua Yadier Molina. El menor de los tres hermanos cátchers es considerado uno de los mejores jugadores de su posición en Grandes Ligas y ha sido parte de equipos bien exitosos en San Luis.

"No sólo es un sobresaliente cátcher defensivo, sino un gran atleta y un bateador oportuno...un potencial Salón de la Fama".

Son palabras de peso de un manager que recordó a todos que como manager contó con el inmortal Carlton Fisk detrás del plato en la década de los 80 (en los Medias Blancas).

Las proezas defensivas de Molina son bien conocidas. En el manejo de los pitcheos por el suelo, los tiros a segunda y los disparos relámpago a primera, son pocos receptores en Grandes Ligas que pueden compararse con el puertorriqueño. En ese sentido tuvo otro sólida temporada en el 2011, atrapando al 29% de los corredores en intentos robo y terminando con "efectividad de cátcher" de 3.87.

Pero diferente a hace unos años, Molina ya no es simple y llanamente un buen receptor defensivo. Sus aportes con el bate han ido en aumento con cada campaña.

Este año tuvo la mejor actuación ofensiva de su carrera. Estableció nuevas marcas personales en promedio (.305), jonrones (14), empujadas (65), dobles (32) y OPS (.814).

Y cuando La Russa habla de la condición de Molina como bateador oportuno, no se equivoca. Lleva promedio de por vida de .274 en ocho temporadas en la Gran Carpa, pero batea .296 con corredores en posición de anotar y .301 con hombres en circulación.

"Tiene un buen swing", afirmó La Russa acerca del tres veces convocado al Juego de Estrellas. "No deja que la presión lo afecte".

Los aportes ofensivos de Molina lo hacen un pelotero más valioso, por supuesto. Pero lo que hace detrás del plato y el manejo de los pitchers son lo más impactante, algo puesto a manifiesto con sus tres Guantes de Oro en forma consecutiva.

"Llevo mucho tiempo (en el béisbol)", expresó La Russa. "Defensivamente, Yadi hace las cosas tan bien o mejor que cualquier que he visto. Va a ser una estrella por el resto de su carrera, porque es así de bueno en cada faceta...menos correr".