(AP)

NUEVA YORK -- Incluya a Clayton Kershaw en la larga lista de lanzadores de los Dodgers con un Cy Young.

Tras una temporada en la que completó la Triple Corona de pitcheo, el zurdo del equipo de Los Angeles atrapó el galardón al mejor lanzador de la Liga Nacional, imponiéndose ampliamente en la votación de la Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica.

Kershaw, de 23 años, sumó el décimo Cy Young en la historia de la franquicia de los Dodgers, siguiendo los pasos de Don Newcombe (1956), Don Drysdale (1962), Sandy Koufax (1963-65-66), Mike Marshall (1974), Fernando Valenzuela (1981), Orel Hershiser (1988) y Eric Gagné (2003). No existe otro conjunto con más ganadores del laurel.

Koufax es quien más sobresale dentro del grupo, y Kershaw reconoció sentirse abrumado con la idea de que su nombre figure al lado del genial zurdo.

"Esto me incomoda. No quiero faltarle el respecto al señor Koufax", dijo Kershaw en una teleconferencia. "Se lució durante mucho tiempo, ganó muchos premios y la Serie Mundial. Lanzó juegos sin hits. Son demasiadas cosas a las que yo ni me acerco remotamente. Le tengo un enorme respeto. Nunca me pondría en la misma categoría de él".

Kershaw salió primero en 27 de las 32 papeletas y acumuló 207 puntos en la votación, anunciada el jueves. Fue escoltado por dos lanzadores de Filadelfia, Roy Halladay (133 puntos) y Cliff Lee (90). Ian Kennedy (76) de Arizona quedó en el cuarto lugar.

Halladay recibió tres menciones a primero y Kennedy se quedó con la otra.

Con marca de 21-5, Kershaw empató con Ian Kennedy el liderato de victorias en el Viejo Circuito. También encabezó los renglones de efectividad (2.28) y ponches (248) al cubrir 233 innings y un tercio.

Dueño de una alucinante y devastadora curva, Kershaw ganó el premio a la brava.

Por ejemplo, el zurdo de 23 años tuvo marca de 5-0 contra los Gigantes de San Francisco, los campeones de la Serie Mundial de 2010.

Más llamativo fue el hecho de que cuatro victorias ante los Gigantes fueron frente a Tim Lincecum, dos veces ganador del Cy Young, apenas permitiendo una carrera limpia en esas aperturas.

Tres de los triunfos fueron con resultado 2-1 y el otro por 1-0.

Arrasó en la recta final con foja de 8-0 y 0.96 de efectividad en sus últimas nueve salidas.

Lo hizo con un equipo esencialmente mediocre, que acabó la temporada con foja de 82-79, y cuya ofensiva dependió primordialmente del aporte de Matt Kemp y Andre Ethier.

Y pensar que los Dodgers sólo le pagaron un salario de 500.000 dólares.

"Cuando se lleva la frase Cy Young con tu nombre ello siempre implica una expectativa", indicó Kershaw. "Cuando veo a un pitcher y me entero que ganó un Cy Young, ahí sé que deber ser muy bueno. A eso es lo que yo aspiro. Espero que la gente tenga esa expectativa de mí".

Los Dodgers pueden aspirar al Jugador Más Valioso de su circuito, ya que el jardinero Kemp figura como favorito al galardón que se anunciará el martes próximo.

"Los premios individuales nunca están por encima de ganar campeonatos", dijo Kershaw. "Ese el gran objetivo".