(www.lvbp.com)

CARACAS -- Los Tigres de Aragua se adelantaron el jueves en la final del béisbol profesional venezolano, al ganar por 5-3 el tercer encuentro de la serie ante los Tiburones de La Guaira, apoyados en la oportuna ofensiva de José Gregorio Martínez.

Con el juego empatado a dos carreras en el octavo inning, Martínez pegó un sencillo al jardín izquierdo, para remolcar desde la segunda base a René Reyes con la carrera que puso arriba a los Tigres.

Reyes había comenzado la entrada con un doble hacia el jardín derecho.

"Salí a tratar de darle a la bola por el medio. Ese fue mi plan", dijo Martínez, quien posteriormente a su sencillo en el octavo episodio llegó al plato con un infield hit del campocorto de Jonel Pacheco.

"Esta es una victoria que nos pone en el lugar que queremos, pero todavía no hemos hecho nada, hay que seguir batallando", dijo Martínez.

El segunda base de los Tigres, quien inició su primer encuentro de la final, había remolcado una carrera en la cuarta entrada con inatrapable al jardín central.

Los Tigres aseguraron el triunfo con una anotación más en la parte alta de la novena entrada, producto de sencillo impulsor de Edgardo Alfonzo, por el jardín derecho.

Aragua tomó el comando del encuentro en el tercer episodio, en el que Jorge Cortés conectó su segundo jonrón en los dos últimos juegos.

Los Tiburones reaccionaron en el sexto inning, cuando lograron descifrar los envíos del abridor de los Tigres, Seth Etherton, quien durante los primeros cinco episodios sólo les aceptó un hit.

En ese sexto tramo, La Guaira hizo dos carreras producto de un triple de Oscar Salazar y cuadrangular de Luis Jiménez. Ambos conectaron ante Etherton.

Pero luego de esa reacción de la ofensiva de los Tiburones, el pitcheo de los Tigres, principalmente a través de Rómulo Sánchez, se encargó de aplacarla, pese a que en el octavo inning fabricarían una anotación más, pero ésta producto de error del jardinero izquierdo Adonis García.

Sánchez (1-0) fue el ganador del encuentro, en trabajo de dos innings y un tercio, en los que no aceptó hits, pero sí una anotación sucia, y ponchó a dos hombres.

José Mijares cerró el encuentro y se acreditó su primer salvado de la serie.

"Ejecuté el plan que tenía previsto desde el bullpen, desde donde había pasado todo el juego chequeando cómo se le estaba lanzando a cada bateador", dijo Mijares, quien lanzó un inning y dos tercios, en los que ponchó a un hombre y dio una base por bolas.

En los Tigres también destacó Wilson Ramos, quien bateó de 4-3, con carrera anotada.

"Si sigo haciendo las cosas como en este juego, sé que voy a ayudar al equipo a ganar con mi bate", dijo Ramos.

La derrota fue para el relevista de los Tiburones, Jon Hunton (0-1), al tolerar tres incogibles y dos carreras en dos tercios.

El viernes se volverán a enfrentar Tigres y Tiburones en el estadio Universitario de Caracas para el cuarto encuentro de la final.

Los Tigres dominan la serie 2-1 ante los Tiburones.