(AP)

FORT MYERS, Florida - Si hay algo consistente acerca del abridor zurdo de los Mellizos Francisco Liriano, es su inconsistencia.

El dominicano puede ser un lanzador virtualmente intocable - como muestra está su no-hitter en contra de los Medias Blancas y un juego de dos hits en contra de los Rangers el año pasado - pero también puede pecar de inconsistente - dio más de cuatro bases por bolas en nueve de sus 24 salidas en 2011.

Pero detrás de toda esa incertidumbre, el zurdo es lo más cercano a un as que los Mellizos tienen en estos momentos debido a la calidad de sus lanzamientos y habilidad para ponchar a los bateadores de la oposición.

El zurdo demostró lo que es capaz de hacer en 2010, cuando registró una efectividad de 3.62 con 201 ponches en 190 1/3 innings, pero dio un paso atrás en el 2011, al ver su PCLA elevarse a 5.09 con 112 ponches en sólo 134 1/3 entradas.

Esos números alentaron al dominicano a lanzar en la liga invernal de su país este receso de temporada para trabajar en su mecánica de lanzar con la meta de mantenerse en el terreno. El zurdo visitó la lista de lesionados en par de ocasiones el año pasado con problemas relacionados con su hombro.

"Sólo estoy tratando de mantenerme saludable todo el año", expresó Liriano. "Mi meta es permanecer en salud. Quiero tratar de lanzar profundo en cada partido que abra y no hacer muchos lanzamientos en los primeros innings. Me gustaría lanzar 200 innings este año".

Liriano dio un paso hacia esa dirección el domingo, luciendo en su primera presentación de la primavera en contra de los Medias Rojas, registrando dos entradas en blanco. Cedió dos hits, dio un pasaporte y abanicó a dos.

"No encontraba la zona con el primer bateador que enfrenté, pero después de eso hice algunos ajustes", manifestó Liriano, quien lanzó 13 de sus 25 pitcheadas en la zona de strike. "Estuve colocando la pelota abajo y trabajé mejor mi recta".

Liriano ha estado trabajando en su recta esta primavera, tratando de mejorar su colocación para hacer más efectivo su slider y cambio de velocidad.

Sus dos ponches en contra de Boston llegaron mediante sliders, su pitcheada ponchadora, considerando que 77 de sus 112 chocolates el año pasado fueron con sliders.

Pero los Mellizos quieren que lance su recta con más consistencia, misma que fue marcada bola el 49.7% de las veces que la lanzó el año pasado.

"En ocasiones luce increíble y maneja en gran forma la zona de strike", dijo el timonel de los Mellizos, Ron Gardenhire. "Otras veces pierde totalmente la zona de strike y nos preguntamos ¿qué estamos haciendo? Ese es Frankie.

"Pero lo que hay que destacar es su capacidad para ponchar a los bateadores. Puede dar dos pasaportes en una entrada y luego ponchar a los tres siguientes. No hay muchos lanzadores en Grandes Ligas que pueden hacer eso, dar dos bases por bolas y luego abanicar a los siguientes tres bateadores y hacerlos ver mal".

El coach de pitcheo Rick Anderson ha estado trabajando con Liriano esta primavera en un intento por mejorar su mecánica de lanzar. Un aspecto en el que están trabajando a fondo es en la postura del zurdo al entregar al plato, ya que tiende a abrir su cuerpo a la hora de hacer el lanzamiento.

"Cuando mantiene su cuerpo equilibrado desde el comienzo de su entrega al plato hasta que suelta la bola todo le sale bien", explicó Anderson. "Y él será el primer en decírtelo, cuando colapsa, eso lo obliga a abrir su cuerpo. Lo que quiero decir es que hay veces en las que está corriendo hacia la primera base antes de hacer el lanzamiento, y eso se debe a que está colapsando y abriéndose demasiado".

Liriano asegura que está muy cerca de ajustar por completo su mecánica esta primavera en comparación con el año pasado.

"Es muy diferente al año pasado", aclaro Liriano. "El año pasado mi hombro me molestaba demasiado. Este año es muy diferente. Todo se siente bien. No tengo molestias".

Liriano también está consciente de que el 2012 será una temporada bien importante para él, considerando que es el último año de su contrato. Pero el dominicano no quiere pensar en eso ahora y se concentra solamente en recuperase de todos los estragos del 2011.

"Sólo trato de mantenerme enfocado en ser mejor cada día", dijo Liriano. "No pienso en el futuro ahora. Sólo me enfoco en lo que puedo hacer. Veremos qué pasa".