(AP)

FORT MYERS, Florida -- Andrew Bailey había hecho apenas dos lanzamientos el lunes y ya estaba tratando de apagar su primer fuego para los Medias Rojas.

El segunda base venezolano de los Marlins, Omar Infante, le dio la bienvenida a Bailey con un doble, y cuando Austin Kearns le siguió con un sencillo y Aaron Rowand hizo lo mismo para traer una carrera al plato, Bailey seguramente estaba contento de que sólo se trataba de un juego de exhibición en lugar de un partido de temporada regular.

Para entonces, el joven taponero aprenderá rápido que cada tropezón se magnifica en Boston, donde ser taponero no es nada fácil.

Pero esto era Fort Myers, muy lejos del Fenway. Seguro, el muchacho cedió una carrera, pero no hubo consecuencias reales.

Si quieren la verdad, Bailey está ansioso por asumir el gran reto, que incluye reemplazar a un tipo llamado Jonathan Papelbon.

"No siento presión", expresó Bailey tras la victoria de los Medias Rojas por 5-3. "Sé lo que hizo aquí - obviamente es el líder de salvamentos de todos los tiempos aquí - y para mí, es una nueva oportunidad en mi carrera. Presión es la que pones sobre ti. En mis ojos, es una oportunidad para llevar mi carrera más lejos y lanzar para la franquicia más grande del béisbol".

Bailey demostró su habilidad para minimizar una entrada en aprietos incluso en su debut en la Liga de la Toronja. Después de ceder los tres hits consecutivos y lanzar un wild pitch, el derecho dominó con un globo, una jugada de preferencia a un roletazo y otro roletazo para el tercer out.

"El primer bateador conectó un doblete. Inmediatamente, la mente cambia y se adopta la mentalidad de taponero con la que nunca quieres desperdiciar una ventaja", dijo Bailey. "No me importa si sólo se trata de los entrenamientos primaverales. Para mí, fue algo bueno haber tenido mi primera aparición en un juego como éste, pero yo lo tomé como si fuera un juego de temporada regular. Obviamente hay cosas en las que tengo que trabajar. Para eso son los entrenamientos primaverales. Pero para mí, nunca quieres ceder carreras sin importar en qué tipo de juego lances".

La verdad es que Bailey casi siempre ha lanzado bien en su carrera, comenzando con su temporada en la que fue Novato del Año en el 2009. Su único problema ha sido la durabilidad, y esa es la razón del por qué los Medias Rojas quieren mantenerlo sano durante el mes de marzo.

"Se siente muy bien físicamente ahora mismo, y ese es un gran paso para él", destacó el manager Bobby Valentine. "Eso es bueno. Preferiría que siempre ponche a sus oponentes y que sus lanzamientos nunca encuentren un bate, pero hoy en día los bates suelen hacer contacto con la bola una que otra vez".

La razón por la que Bailey debutó un poco tarde esta primavera se debió a que sufrió un tirón en el músculo lateral del dorso mientras saltaba en una sesión de ejercicios.

"No siento dolor", aclaró Bailey. "Me siento muy bien. Como lo dije, se siente bien subir a la loma otra vez".

Para un taponero, los entrenamientos primaverales probablemente son muy largos. Bailey lanzará siete veces más en la Liga de la Toronja antes de viajar a Detroit, donde los Medias Rojas inauguran la campaña el 5 de abril.

Y ahí es cuando las verdaderas comparaciones con Papelbon comenzarán.

"Obviamente Pap es uno de los mejores en el juego", dijo el receptor Jarrod Saltalamacchia. "Es el más rápido en llegar a 200 [salvamentos]. Quien sea que tome su lugar será difícil. Pero si hay un muchacho que puede hacerlo, ese es Andrew. Tiene buenos lanzamientos. Le gusta ir tras los bateadores. Es un taponero probado. No nos preocupa su desempeño".

Aun con los apuros por los que pasó en su debut, a Saltalamacchia le agradó lo que vio de Bailey detrás del plato.

"Creo que su velocidad fue muy buena. La bola salía de su mano rápidamente", relató Saltalamacchia. "Sabía que probablemente no estaría satisfecho con su primera actuación, pero se metió en problemas y aun así supo salir de ellos. Fue apenas su primera aparición. El muchacho va a estar bien".

El primera base mexicano, Adrián González, está contento porque ya no tendrá que medirse otra vez a Bailey en la caja de bateo.

"Sus lanzamientos tienen ese efecto al final. Va directamente por ti. Creo que es un gran taponero y hará un gran trabajo para nosotros", manifestó González.

Si Bailey luce un poco más relajado por fuera que el temperamental derecho al que reemplaza, entonces ambos comparten un espíritu competitivo.

"Nunca dejo de ser intenso", dijo Bailey. "Tienes un marco muy pequeño para jugar este deporte. Si saltas al terreno y no das tu mejor esfuerzo o no eres lo suficientemente intenso, no dormiría por la noche. Entonces para mi, subir a la loma cada noche sabiendo que hice todo mi esfuerzo, eso es lo que voy a darle a mi equipo".