(AP)

GLENDALE, Arizona - Ni el equipo del futuro es inmune a la mala suerte.

En este caso, los Reales de Kansas City, la organización que muchas personas consideran tiene el mejor talento joven en Grandes Ligas, han sido golpeados con lesiones de dos piezas clave: el taponero mexicano Joakim Soria y el receptor venezolano Salvador Pérez.

Dichas lesiones obviamente son perjudiciales, pero no desbaratarán el plan de juego de la organización. Los Reales tienen demasiado talento para que eso suceda.

"Son dos jugadores importantes, pero en cuanto al plan, (el gerente general) Dayton (Moore) se ha preparado para esto", dijo el mánager de Kansas City, Ned Yost. "Nos ha dado suficiente profundidad para sobrevivir algo así. La mayoría de los clubes tiene un solo cerrador. Nosotros tenemos tres, quizás cuatro, si incluyes a (Aaron) Crow".

Es cierto. Soria ya decidió someterse a la cirugía Tommy John, después de que unos análisis revelaran daños en el ligamento colateral ulnar del codo derecho. Soria ha sido uno de los cerradores élite del béisbol, pero esta lesión lo obliga a reconstruir el codo de lanzar por segunda vez.

Para reemplazar a Soria, los Reales tienen a Jonathan Broxton, quien fue cerrador con los Dodgers, y a Greg Holland, quien lanzó magníficamente por los monarcas como relevista el año pasado y terminó con 1.80 de efectividad en 46 innings. También está Crow, quien fue muy efectivo por Kansas City en relevo en el 2011.

"Vamos a campear el temporal", dijo Yost. "Es un poco más difícil con la pérdida de (Pérez), pero Dayton hizo un gran movimiento. Nos consiguió al receptor veterano (el venezolano) Humberto Quintero y estamos en buenas condiciones".

Pérez fue operado para reparar un desgarre en el cartílago de la rodilla izquierda. Se espera que regrese a los Reales a mediados de la temporada. Aun en una organización repleta de talento joven, Pérez se destaca. Es muy bueno a la defensa y bateó .331 en 39 partidos con el equipo grande la temporada pasada.

"Nunca he visto a nadie como él", dijo Yost, un ex receptor de Grandes Ligas. "Se trata de un muchacho que a los 21 años de edad representa el paquete completo detrás del plato."

Los Reales realizaron un canje con los Astros por Quintero y el jardinero Jason Bourgeois a cambio de un par de jugadores de liga menor. Quintero, de 32 años de edad, ha sido reserva en su carrera y se le conoce por su habilidad a la defensa y su brazo fuerte. Es probable que comparta la receptoría con el cátcher reserva de Kansas City, el cubano Brayan Peña.

"Estoy contento de que me hayan dado esta oportunidad, pero estoy triste por Pérez", dijo Quintero. "Es muy amigo mío. Voy a dar lo mejor de mí cada vez que esté detrás de plato, ayudaré a los lanzadores y haré lo que sea mejor para el equipo".

Bourgeois, de 30 años de edad, es un guardabosque con buena velocidad. Se robó 31 bases en 37 intentos por los Astros en el 2011. Podría ser más valioso en los Reales, ya que su formación fue como intermedista y también puede defender la tercera base.

Desde el punto de vista de Kansas City, el 2011, temporada en la cual el equipo tuvo marca de 71-91, fue una campaña de desarrollo. Ahora, por lógica, en el 2012 debe haber progreso.

"Vamos a mejorar", dijo Yost. "Vamos a ser mejores de lo que fuimos en el pasado reciente. Tenemos muchachos jóvenes que son muy, muy talentosos, pero aún son jóvenes. Hay altibajos por los que tienen que pasar.

"Su enfoque en esta pretemporada es ser consistentes a diario. Han hecho muy buen trabajo en ese sentido. Juegan con mucha energía y fundamentos sólidos. Es un grupo estupendo. Por lo tanto, espero que sigan mejorando de ahora en adelante por los próximos dos, tres y hasta cuatro años.

"Están en una etapa en la que quieren mejorar. Hay un período de desarrollo, pero luego es hora de comenzar a triunfar. Creo que estos muchachos están en ese nivel en que necesitan que se les empuje un poco para que lleguen a ese próximo nivel de ganar. Han tenido éxito en todos lados. Lo anticipan, lo desean y están listos para ello".

Aunque el futuro inmediato de los Reales se ha complicado debido a lesiones de dos figures clave, a la larga el pronóstico sigue siendo muy positivo.