(Morry Gash/AP)

Los Cerveceros de Milwaukee siempre supieron que llegaría el día en que no contarían con Prince Fielder en el corazón de su alineación.

Ese día llegó. Pero la novena no se asusta y espera incluso llegar este año más lejos que en el 2011, en que disputaron la serie por el campeonato de la Liga Nacional tras conseguir su primer banderín de división en casi tres décadas.

Fielder, el primera base que aterrorizó a los pitchers contrarios al conectar 230 jonrones a lo largo de sus siete campañas en Milwaukee, firmó por 214 millones de dólares y nueve años con los Tigres de Detroit.

Ese tipo de compromiso financiero no está al alcance de una franquicia que juega en el mercado más pequeño en las Grandes Ligas, por más que el año pasado logró atraer una cifra récord de 3 millones de fanáticos al Miller Park.

Aunque Milwaukee echará de menos la presencia de Fielder en su orden ofensivo, el equipo tiene todo lo necesario para entrar en lo que se perfila será una reñida puja por el título de la división Central con los Cardenales de San Luis y los Rojos de Cincinnati.

Adquirieron al dominicano Aramis Ramírez para reemplazar a Casey McGehee en la antesala y tomar el turno al bate de Fielder. Mat Gamel, su mejor prospecto, sustituye a Fielder en la inicial.

La rotación abridora permanece intacta, con los derechos Zack Greinke y Yovani Gallardo comos sus dos cartas principales.

Y el bullpen cuenta con una combinación hermética para encargarse del octavo y noveno innings. El venezolano Francisco Rodríguez, a quien obtuvieron de los Mets en un canje el pasado julio, aceptó un contrato para ser el preparador a tiempo completo del cerrador John Axford.

"Vamos a tener las manos llenas tratando de ganar nuestra división", reconoció el manager Ron Roenicke. "Ese es nuestro objetivo".

------

BRAUN BAJO FUEGO

La noticia más importante para las aspiraciones de los Cerveceros se dio justo antes de iniciar su pretemporada, cuando un juez de arbitraje revocó la suspensión por dopaje --de 50 días-- que se cernía sobre Ryan Braun.

En diciembre pasado, el jardinero izquierdo y jugador más valioso de la Liga Nacional supo de un resultado positivo por un elevado nivel de testosterona en su organismo, el cual fue detectado durante la primera ronda de los playoffs.

Braun planteó una apelación --sus abogados sostuvieron que el protocolo en el traslado de la muestra de orina al laboratorio no cumplió con los requisitos-- que desembocó en la primera victoria de un jugador al cuestionar un castigo desde que las Grandes Ligas establecieron su programa antidopaje.

Braun, quien viene de un 2011 con .332 de promedio, 33 jonrones y 111 impulsadas, podrá jugar desde el mismo primer día.

Una suspensión de Braun, aunada a la partida de Fielder, hubiese sin duda cubierto a los Cerveceros bajo un manto de desánimo.

Luego de ofrecer una rueda de prensa tras la revocación de su castigo, en la que hizo una defensa ferviente de su inocencia, Braun ha mantenido un perfil discreto. El jugador que rara vez declinaba dar una entrevista, ahora evita hablar.

Le toca un año exigente. Se tiene que preparar a los abucheos que le esperan cuando los Cerveceros jueguen como visitantes. Tampoco tendrá a Fielder bateando detrás suyo.

------

ARAMIS, EL NUEVO CUARTO BATE

Con Ramírez (26 jonrones y 93 impulsadas con los Cachorros de Chicago) como cuarte bate, los Cerveceros tienen claro que no tendrán la misma producción de Fielder, pero confían que el dominicano sabrá aportarles hits importantes.

"No se puede reemplazar Prince Fielder, es uno de los mejores bateadores que hay", dijo Ramírez. "Lo que tomé en cuenta al firmar con ellos es que ya eran un equipo fuerte, es una división que está a nuestro alcance".

Mayor presión recaerá en Gamel, quien se vio abrumado en su primer sorbo de experiencia en las mayores (.115 de promedio en 10 juegos).

Milwaukee quiso probar con Corey Hart en la inicial, pero el jardinero derecho se recupera de una dolencia en la rodilla derecha.

Tres tercios del cuadro interior son nuevos. Aparte de Ramírez y Gamel, el venezolano Alex González llega procedente de Atlanta para asumir el campocorto. El único titular sobreviviente es el segunda base Rickie Weeks.

González será superior en defensa con respecto a lo que hacía el cubano Yuniesky Betancourt, su antecesor en la posición. Pero Ramírez no figura entre los mejores antesalistas defensivos, mientras que Gamel es una incógnita en ese sentido.

El resto de la alineación incluye al jardinero central Nyjer Morgan y al receptor Jonathan Lucroy.

------

PITCHEO

Donde los Cerveceros lucen fuertes es con su pitcheo. El mexicano Gallardo, con foja de 17-10, tuvo su mejor campaña en las mayores. Greinke es un ex Cy Young que acabó con 16-6.

Shaun Marcum y los zurdos Randy Wolf y Chris Narveson completan un quinteto en el que todos rebasaron la barrera de las 10 victorias.

La tarea de los abridores se facilita al tener un excepcional bullpen: Luego de adquirir al venezolano Rodríguez, los Cerveceros nunca perdieron un juego en la temporada tras estar con ventaja tras el séptimo inning.

Rodríguez retuvo la delantera en 14 oportunidades para los abridores Greinke (4), Gallardo (3), Marcum (3), Narveson (2) y Wolf (2).

Axford batió el récord de la franquicia con sus 46 rescates en 48 oportunidades.

"Tenemos dos cerradores uno detrás del otro", dijo Narveson. "El objetivo es lanzar lo máximo en el juego y pasarle la pelota a K-Rod y Axford para sacar la victoria".

La llegada de Rodríguez (291 rescates de por vida) provocó sorpresa y más cuando el venezolano decidió seguir como preparador.

"Este es un problema que no es malo", comentó Gallardo. "En nuestro caso, como abridores, estar arriba en el séptimo, octavo o noveno inning, pues sabemos que ellos van a cerrar la puerta".