(AP)

KANSAS CITY - Salvador Pérez quizás no esté listo para irse a bailar, pero al menos ya no necesita usar muletas. De hecho, el cátcher venezolano anda por el clubhouse de los Reales con bastante agilidad, tomando en cuenta que fue operado de la rodilla hace cuatro semanas.

Pérez tiene la rodilla izquierda en una abrazadera mientras se recupera de una cirugía para repararle un desgarre que sufrió el 12 de marzo antes de un partido de pretemporada en Arizona. El receptor probablemente no vuelva a jugar hasta mediados de la campaña.

"Todo va bien en la rehabilitación. La rodilla se está fortaleciendo y me estoy poniendo ansioso", dijo Pérez.

Pérez acababa de firmar un contrato a largo plazo que le garantiza US$7 millones durante las próximas cinco temporadas e incluye opciones del equipo para tres campañas más.

"Es bueno tener el contrato, pero preferiría estar jugando", dijo Pérez.