PHOENIX - Cuando los Diamondbacks de Arizona llegaron al 2012 con cuatro legítimos jardineros titulares, muchos se preguntaban cómo se repartiría el tiempo de juego.

Específicamente, se preguntaba cómo sería la situación de Gerardo Parra, quien se perfilaba como el más afectado por la llegada de Jason Kubel.

Sin embargo, Parra y los Diamondbacks ya han visto cómo las circunstancias pueden alterar los planes. Con Chris Young en la lista de lesionados y Justin Upton limitado últimamente con una dolencia en el pulgar izquierdo, el venezolano ha estado en el lineup de Arizona de manera regular en días recientes.

"La verdad es que me mentalicé muy bien", le dijo Parra a LasMayores.com. "Estoy jugando un poquito más, pero la lesión de Chris Young, me siento muy mal por él; no le deseo eso a nadie."

CUARTO JARDINERO
Cayó como una bomba en diciembre pasado la noticia de la firma de Kubel por dos años de parte de los Diamondbacks. La confusión se debía a que con Upton y Young bien establecidos como jardinero derecho y central, respectivamente, nada más quedaba el bosque izquierdo para Parra y Kubel. Y tampoco se trataba de una maniobra para que el venezolano dividiera el puesto con un bateador derecho, ya que Kubel batea a la zurda, al igual que Parra.

Entonces, ¿qué le esperaba a Parra, quien venía de batear .292 y ganar un Guante de Oro en el 2011?

"Tuve una conversación con (la gerencia) y lo bueno es que me hablaron claro", relató el guardabosque. "Me dijeron que me iban a dar el rol de cuarto outfield y que yo iba a jugar."

Efectivamente, expresó el manager Kirk Gibson que el plan era que Parra pudiera con frecuencia darle descanso a cada uno de los jardineros titulares y que de esa manera, el venezolano estuviera en el lineup con regularidad.

Con eso en mente, Parra terminó su participación con las Aguilas del Zulia en la Liga Venezolana y viajó a Arizona a principios de enero para empezar a trabajar con miras a los entrenamientos de primavera-y con buena actitud.

"Me mentalicé muy bien, llegué contento", dijo al respecto. "La verdad es que este béisbol es un negocio. En un negocio no puedes caer en nada de eso, sino estar para lo que el manager diga.

"Me preparé muy bien.", continuó. "Estoy contento con Arizona. Me gusta estar aquí, sobre todo que los fanáticos me han dado mucho la mano. Mientras uno esté uniformado, tiene que dar el 100% en lo que sea. "

La versatilidad de Parra en las praderas es de mucho valor para el equipo de Arizona. Con la habilidad de jugar en cada uno de los jardines-algo acentuado con la mejoría del venezolano en el bosque central, según expresó el mismo Gibson durante los entrenamientos-el pelotero de 24 años puede esperar bastante tiempo de juego.

Ahora lo que falta es terminar de arrancar al bate. Parra llegó al domingo con promedio de apenas .216 con dos empujadas, pero en el cierre de la serie de los Diamondbacks ante los Bravos, el zuliano fue clave en la victoria de Arizona. Conectó jonrón con bases llenas, yéndose de 4-2 con cuatro empujadas, dos anotadas y una base robada. Ahora batea .244 en 41 turnos, con dos jonrones, seis empujadas y ocho anotadas.

Parra se ve bien tranquilo a la hora de hablar de lo que hasta el domingo había sido un lento comienzo.

"Esto apenas va empezando", expresó. "Hay muchos turnos que hay que (tomar) y de verdad me siento bien. Sigo trabajando y si Dios quiere vamos a seguir adelante así."

NADA DE PÁNICO EN EL EQUIPO
Con Young fuera y flojos inicios de pilares como Upton y el venezolano Miguel Montero, los Diamondbacks han tenido un arranque inconsistente en los primeros 16 partidos de la temporada, luego de ganar el Oeste de la Liga Nacional en el 2011.

Pero con marca de 8-8 hasta ahora, Parra recuerda que Arizona tampoco inició bien el año pasado. Efectivamente, el equipo tenía 15-22 para mediados de mayo, antes de despegar y dar la sorpresa en su división.

"Somos unidos, estamos jugando para .500", manifestó. "El año pasado empezamos igual. Es más, este año empezamos mejor que el año pasado. Todavía queda toda la temporada. Estamos unidos; en la unión está la fuerza.

"Hay que estar mentalizado, hay que tener buena mentalidad y los momentos malos pasan. Los momentos malos van a pasar."