El Gerente General de los Astros Jeff Luhnow, pescó al jardinero Justin Maxwell de la lista de peloteros transferibles de los Yankees de Nueva York el 8 de abril de este año e inmediatamente lo insertó a la lista de los 40 hombres.

Maxwell que jugó toda la campaña de 2011 con el equipo de categoría Triple A, Scranton/Wilkes-Barre del sistema de los Yankees, bateó .260 (de 177-46) con 16 cuadrangulares y 31 carreras empujadas. Hizo un total de 27 apariciones con los Yankees durante la primavera. Con ellos bateó .310 (de 42-13) con 11 carreras impulsadas antes que lo pusieran en asignación.

Justin había participado en 122 juegos de Liga Mayor en su carrera, todos con los Nacionales de Washington (2007, 2009-10). La mayoría de sus juegos los hizo en las tres posiciones de los jardines, incluyendo 57 partidos en el central.

Maxwell nació el 6 de noviembre de 1983, en Bethesda, Maryland, y llegó a las filas de los Astros con una experiencia de solamente un año y 66 días de beisbol en las Mayores. Es un gigante de hombre: mide 6 pies con 5 pulgadas; pesa 235 libras, batea y tira a la derecha. Entiende un poco de español y sonríe cuando lo habla. Es ex alumno de la Universidad de Maryland.

En una negociación efectuada el 2 de febrero de 2011, los Yankees de Nueva York lo adquirieron de los Nacionales de Washington por el lanzador derecho Adam Olbrychowski y le otorgaron contrato para la campaña de 2012.

Originalmente, los Nacionales lo seleccionaron en la cuarta vuelta del reclutamiento de jugadores de primer año en 2005 y, más tarde vio acción en Savannah, Vermont, Hagerstowbn, Potomac, Washington, Harrisburgh, Syracuse, Washington, Syracuse, Washington, Scranton-WB en ese orden. Esto indica que el pelotero trabajó muchísimo para hacer el grado y convertirse en ligamayorista.

Después de graduarse en la escuela secundaria, Justin, escogió la Universidad de Maryland en vez de Harvard para sus estudios posteriores. Durante sus años escolares se distinguió en beisbol y baloncesto.

Con su equipo universitario en tres temporadas, bateó .299 con 20 dobles, 16 cuadrangulares, 71 carreras empujadas y 45 bases robadas en 103 partidos. Maxwell llega a los Astros luego de haber experimentado una infinidad de ángulos en la pelota, lo que le permitirá absorber lo poco que le falta para ser un pelotero de clase.

El 2 de octubre de 2010, Justin, trató de levantar una bola bateada en forma de línea y se accidentó gravemente el codo izquierdo. El 13 del mismo mes, fue sometido a la conocida cirugía llamada "Tommy John". Por suerte la lesión fue en el codo del brazo que no usa para tirar.

Maxwell se distingue por haber aprovechado seis turnos al bate en las Mayores con las bases llenas. Se fue de 5-3 con tres palos de vuelta entera con todas las esquinas congestionadas de corredores para un total de 13 carreras impulsadas. Recuerda con afecto su primer turno al bate con los Nacionales, un leñazo de 4 esquinas con tres hombres en las bases. A esto se le puede llamar un recuerdo dulce.

En uno de mis "Tweets" escribí una vez que Justin aunque no sea el cuarto bate de estos jóvenes Astros, cuando yo lo veo parado frente al plato, me parece que es todo un cuarto bate. Me gusta el giro natural que da al bate; me hace recordar el estilo del giro que tenía aquel famoso jardinero de los Dodgers, Kenny Laundreaux.

Si Justin arribó a los Astros como un pelotero de reserva, me da la impresión que Luhnow dio en el clavo. Cuando se requiere un jugador para este tipo de situación con el calibre de este hombre y se consigue, es algo así como ganar la lotería o pegarle la cola al burro un día de cumpleaños. Me inclino a creer que los aficionados de Houston no han visto todavía el potencial de este beisbolista. A lo mejor se convierte en el nuevo Denny Walling que se distinguiera con los Astros como especialista para batear como emergente.

Veamos como Maxwell opina acerca de sus momentos especiales en el beisbol: "El mejor momento que recuerdo constantemente es mi primer cuadrangular contra los Marlins en 2007. Y el peor momento del beisbol en mi carrera fue cuando comenzaron a bajarme a las menores de acuerdo a las opciones que tenemos los jugadores. Ahora ya no las tengo", dijo el pelotero.

De las tres posiciones de los jardines, la favorita de Justin es la del central a pesar que cuando militó en las menores de los Yankees el año pasado, lo hicieron jugar muchísimo en el izquierdo. "Me gusta la posición del centro porque con mi velocidad me puedo desplegar de un lado para el otro y complementar las dificultades de mis compañeros a los dos lados", explicó Maxwell. "El jardinero central es el capitán de los guardabosques. Él hace las decisiones y los otros dos lo respaldan".

A Justin le encantan los parques de pelota donde hay mucho territorio para correr y buscar la bola bateada y, el que más le gusta es del de Houston, que lo considera como mandado a hacer de encargo para su estilo. Con las piernas largas que tiene y una agilidad que lo distingue entre hombres de gran tamaño, los aficionados en Houston se darán banquete viendo correr a toda una gacela gigante.

A pesar que las transacciones acerca de jugadores transferibles son un poco rápidas entre equipos, tengo el presentimiento que cuando los Astros obtuvieron a Maxwell, Luhnow, ya había diseñado el plan para usarlo con toda la eficacia. También pensé que si el propio pelotero se hizo la pregunta, algo así como, --¿para qué me necesitan los Astros?-- "Yo me sentí emocionado por la oportunidad que me daba el hecho de estar en la lista de transferibles, pues pude haber resultado en cualquier otra parte", puntualizó el jugador. "Yo recé y, Dios me envió aquí. Desde el momento de mi arribo, me enamoré de Houston, me encanta el parque de pelota, me cayeron muy bien mis nuevos compañeros y me siento satisfecho de ver el talento que tenemos en el terreno de juego".

Usualmente los peloteros jóvenes sienten un poco de temor cuando se disponen a entrar a la casa club de su nuevo equipo y encontrar una serie de rostros desconocidos; pero Justin dijo que todo el personal le sonrió con gusto: "Yo conocía a Jordan Schaefer por haber jugado con él en la liga de otoño y también jugué contra los Astros en los partidos de primavera y conocía algunos de los nombres. No me tomó mucho tiempo para sentirme cómodo".

Cuando Justin hizo el primer recorrido en la casa club, descubrió que la mayoría de los jugadores eran jóvenes y el ambiente estaba saturado de optimismo. Ahora, lo único que piensa es acoplarse de acuerdo a las circunstancias y poner su grano de arena para que el equipo gane un buen número de juegos.

Maxwell nunca pensó que encontraría una caja de sorpresas al llegar a Houston, pues siempre sintió que su papel ya estaba predefinido. Esto quiere decir que está listo y dispuesto a desempeñarse a la hora que lo necesiten.

Al momento de hacer esta nota, Maxwell no es jugador de todos los días, es en realidad reserva, bateador emergente, etcétera. En fugaces apariciones tiene 72 turnos al bate para un débil promedio de .236. Registra 4 cuadrangulares, igual que Carlos Lee. Cuenta con 13 carreras empujadas en 4 partidos.

René Cárdenas, además de cubrir a los Astros para el diario La Prensa de Nicaragua, escribe para Crónicas de los Astros, astrosdehouston.com y Astros Magazine. Fue narrador de los Dodgers, Astros y Rangers de Texas. Con los Astros en 2008, también narró en TV. Edita su propia página no comercial de beisbol www.laestufacaliente.com y es miembro activo de la BBWAA. En tres ocasiones ha figurado en la lista de candidatos al Salón de la Fama de Beisbol en Cooperstown. La primera vez fue en la década del 90. Búsquelo en Twitter.