ST. PETERSBURG, Florida -- El manager de los Mets de Nueva York, Terry Collins, espera que Grandes Ligas decida el viernes sobre la apelación que radicó el equipo que podría darle un no-hitter a su pitcher R.A. Dickey.

Dickey permitió sólo un hit el miércoles en el triunfo por 9-1 sobre los Rays de Tampa Bay. Los Mets quieren que la oficina del comisionado cambie una decisión del anotador oficial del encuentro, que le otorgó un sencillo a B.J. Upton.

El veloz jardinero bateó un machucón en el primer inning, que el antesalista David Wright no pudo fildear con la mano en vez del guante. La jugada fue declarada como un hit, pero los Mets quieren que sea un error de Wright.

Collins reconoció que es improbable que el equipo gane la apelación.

El venezolano Johan Santana lanzó el primer y único partido sin hits en los 51 años de historia de los Mets el 1 de junio.