(AP)

Normalmente ésta es la época en que los Tigres hacen sus movimientos de impacto, de cara a la fecha límite del 31 de julio para hacer cambios sin que los jugadores pasen por la lista de waivers.

Este año, Detroit hizo maniobra de impacto faltando más de una semana para dicho plazo. Sin embargo, eso no significa que los felinos vayan a quedarse con los brazos cruzados al finalizar el mes de julio.

Los Tigres llenaron dos huecos importantes el lunes al adquirir desde Miami al venezolano Omar Infante para la segunda base y al compatriota de éste, Aníbal Sánchez, para la rotación abridora.

El cuerpo de abridores parece estar completo, además de su lineup principal. Si no pasa algo imprevisto, como una lesión por ejemplo, cualquier canje que el equipo realizara de aquí al 31 sería para un jugador complementario que complete el roster, en vez de transformarlo.

Detroit aún busca ayuda ofensiva del lado derecho del plato, para completar su ataque ante los lanzadores zurdos. Aunque sí hay bastantes bateadores derechos en la alineación, sus números contra los zurdos no han impresionado mucho.

Por ejemplo, Ryan Raburn tuvo promedio de .295 con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .929 ante los zurdos. Este año tiene .163 y .471. De su parte, el dominicano Jhonny Peralta les batea .236 vs. a los zurdos en el 2012.

Una de las ventajas de adquirir a Infante es que el infielder, por su condición de ambidextro, representa otro bate derecho ante los zurdos. Y este año el venezolano lleva promedio de .309 con OPS de .852 en dicha situación, números que lo colocan entre los grandes de los Tigres como su compatriota Miguel Cabrera y Prince Fielder.

Los Tigres no deben de tener que ir muy lejos para encontrar un bate derecho, dada la cantidad de jugadores suplentes, tanto en equipos buenos como malos. La interrogante es si valen el costo los que están disponibles, y si son mejores que los que ya están en las filas de los felinos. El historial de Raburn contra los zurdos era bueno antes del 2012, pero este año no ha despegado al bate.

Es posible que los Tigres logren realizar otro canje después del 31 de julio, cuando cualquier jugador cambiado tiene que haber pasado primero por la lista de waivers. Delmon Young fue adquirido bajo esas condiciones en agosto del 2011 y, luego de la lesión de Brennan Boesch, terminó siendo figura clave del equipo.

Aunque hubo informes en esta temporada que indicaban que Detroit buscaba ayuda en el relevo, el consenso ahora es que la escuadra está completa en el bullpen. De hecho, se espera que el dominicano Alberto Alburquerque vuelva en algún momento de la lista de lesionados, luego de operarse del codo derecho en el invierno del 2011-12.