(AP)

DETROIT - Si la temporada regular concluyera hoy, el venezolano Miguel Cabrera seguramente terminaría detrás de Mike Trout de los Angelinos en las votaciones para el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Afortunadamente para los Tigres, la campaña no termina hoy. Si así fuera, tendrían otros problemas, ya que estarían viendo los playoffs desde sus casas.

Al paso que va Cabrera, se hablará mucho acerca de su candidatura para el JMV hasta el momento en que se anuncie el ganador. Jim Leyland ya inició la conversación.

Cuando el mánager de los Tigres dijo en un programa de radio en Detroit que Cabrera sería el JMV en estos momentos y se refirió a Trout como un "niño maravilla", desató una reacción, no tanto por apoyar a Cabrera, sino por su opinión acerca del novato de los Angelinos.

"Si las votaciones se realizaran hoy, Miguel Cabrera debería ser el JMV", manifestó Leyland. "Pero podría tropezarse con uno de estos "niños maravilla", un muchachito de 20 años. Eso entusiasma a todo el mundo. A todos les encanta. Es un cuento de hadas que conmueve a mucha gente y así debe ser. Por eso considero que es peligroso para Miggy.

"Pero en mi opinión, (Cabrera) es el mejor bateador del béisbol, el más productivo. Considero que si las votaciones fueran hoy, sería el JMV. Pero a la temporada le falta mucho, así que hay que ver qué pasará".

El término "niño maravilla" probablemente no haya sido la manera correcta de referirse a Trout y, para ser justo, el capataz dijo que éste era "uno de los mejores jugadores jóvenes que he visto en mi vida". Insinuar que el mejor bateador debe ser el JMV es simplificar demasiado las cosas.

El serpentinero Justin Verlander, compañero de equipo de Cabrera y el JMV reinante de la L.A., expresó el miércoles en la red social Twitter que, "Es hora de que los medios nacionales comiencen a reconocer la candidatura de Miggy para el JMV".

Cabrera todavía no está a ese punto. Pero tampoco está tan lejos como para descartarlo. Recordemos que no hace mucho, se hablaba de Josh Hamilton como el JMV indiscutible del Joven Circuito.

Trout tiene promedio de 13 puntos por encima de Cabrera. También lo supera por 16 puntos en porcentaje de embasarse, ocho puntos en slugging y 22 puntos en OPS y su éxito a la hora de correr las bases no tiene paralelo en la Liga Americana hasta ahora.

Ofensivamente, la diferencia no es mucha. Donde Trout en verdad aventaja a Cabrera es en el corrido de bases y a la defensa. Cabrera nunca va a estar a la par de Trout en las bases, especialmente tomando en cuenta que tiene un tobillo algo lastimado. Defensivamente, las estadísticas de Cabrera opacan el hecho de que ha defendido la tercera base mejor de lo que se esperaba.

Para ganar, Cabrera va a tener que batear más que Trout, hasta el punto de que eclipse los otros factores. Es posible, ya que el venezolano se está ganando una fama como el mejor bateador del béisbol y quizás también el más valioso.

Aunque muchas personas dan por hecho que los Tigres ganarán su división, pocos consideran lo que Cabrera podría hacer para impulsarlos.

Cuando los Tigres arrasaron en la División Central del Joven Circuito en septiembre del año pasado, Cabrera bateó .429 con 21 remolcadas en lo que fue su mejor mes de la temporada. Su porcentaje de embasarse fue de .532 y su OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.290, mejor que el mejor OPS de Trout de 1.259 en julio de este año. Nada de eso iba a ser suficiente para superar a Justin Verlander por el JMV, pero sí ganó el título de bateo.

Eso no es garantía de que Cabrera repita la hazaña, pero dada la forma en que viene bateando, es capaz de hacerlo. Si lo logra, continuarán los debates, a menos que Trout rinda a la par en ese trecho.

Cabrera está bateando .362 con cinco jonrones, 18 remolcadas y un OPS de 1.094 en el mes de agosto. Por su parte, Trout lleva promedio de .271 en agosto con OPS de .875, cuatro HR y 11 remolcadas, sus cifras más bajas desde abril. Es una pequeño, muestra, pero enseña lo difícil que es sostener el rendimiento que ha tenido Trout este verano.

Parte de lo que hizo a Fred Lynn ganar el JMV como novato en 1975, además de que los Medias Rojas ganaron su división, fue la manera en que cerró la temporada. A pesar de que decayeron sus números de poder y sus carreras producidas, el promedio de Lynn en sus últimos 23 partidos después del 1ro de septiembre -- .333 - fue mejor que su average de .331 para la temporada.

Por otro lado Evan Longoria, uno de los motores principales de la increíble postemporada de los Rays en el 2008 y el último jugador de posición en ser nombrado Novato del Año de manera unánime, bateó apenas .239 en el último mes de esa temporada con cinco vuelacercas y 14 carreras empujadas.

Aun si Cabrera no hace más que seguir bateando al paso que lleva ahora, terminará con números históricos. Ya está en posición de convertirse en el primer jugador de los Tigres que registra 200 hits, 40 bambinazos y 140 remolcadas en una campaña desde que lo hizo Hank Greenberg en 1937.

A favor de Cabrera está el hecho de que sólo cinco jugadores han logrado esa hazaña desde entonces - Todd Helton en el 2000, Vinny Castilla y Albert Belle en 1998, Mo Vaughn en 1996 y Al Rosen en 1953. La mala noticia para Cabrera es que de esos jugadores, sólo Rosen fue nombrado JMV.

Ese también podría ser el destino de Cabrera. Pero el único punto que tocó Leyland que no será disputado es que el asunto está lejos de definirse.