(AP)

CLEVELAND - En medio de un trecho turbulento de la temporada, el principal propietario de los Indios, Paul Dolan, trató de brindar algo de serenidad al darles no voto de confianza al manager, al gerente general y al presidente del equipo.

Dolan, quien dijo que aún trata de entender cómo Cleveland ha "colapsado", rechazó rotundamente la idea de que podrían ser despedidos el dirigente Manny Acta, el GG Chris Antonetti y el presidente Mark Shapiro.

"Todos tenemos mucho trabajo que hacer, pero sus puestos no están en peligro", dijo Dolan el jueves en un evento caritativo de boliche organizado por el dominicano Acta.

Los Indios llegaron al viernes con ocho derrotas al hilo. La Tribu también perdió 11 juegos consecutivos entre julio y agosto. Desde el Juego de Estrellas, Cleveland lleva marca de 10-29, trecho que ha arruinado una temporada que empezó con bastante optimismo.

"Ha sido extraordinariamente difícil", dijo Dolan, cuya familia es propietaria del equipo desde el 2000. "En todo nuestro tiempo como dueños, no hemos visto un equipo contendiente colapsar tan avanzado en la campaña."

Después de que los Indios lucharan con una serie de lesiones rumbo a una marca de 80-82 en el 2011, la organización ejerció la opción del contrato de Acta para el 2013. De su parte, el quisqueyano expresó que no se preocupa por su puesto.

"Nunca temo lo desconocido ni las cosas que no puedo controlar", dijo el capataz. "Lo que tengo en la mente ahora es cómo lograr que los míos jueguen un mejor béisbol y que ganen un juego...puedo controlar cómo me preparo. Puedo controlar mi actitud. Puedo controlar cómo llego al terreno todos los días. Después de eso, no malgasto mi energía en nada de lo otro.

Dolan expresó que la alta gerencia del equipo debe hacer una "fuerte recomendación" a los dueños para que un manager pierda su trabajo. Sin embargo, el propietario enfatizó que sí ponderaría cambios estructurales. Quiere saber por qué han caído tan lejos los Indios, pero no anticipa encontrar una solución hasta el invierno.

"Realmente no sé qué le ha pasado a este equipo", manifestó Dolan. "Se va a tomar un tiempo analizar lo que tenemos y lo que necesitamos y lo que podremos hacer...espero que en algún momento de la temporada baja, podamos ver eso y partir de ahí."

El 26 de julio, los Indios vencieron a los Tigres y al as de los felinos, Justin Verlander, para llevarse dos de tres partidos ante los felinos y acercarse a 3.5 de la cima de la División Central de la Liga Americana.

El club optó por no hacer grandes movimientos antes de la fecha límite del 31 de julio, que resultó estar en medio de la racha de 11 derrotas en fila. Ese trecho de juegos alejó a la Tribu a 10.5 juegos del primer lugar.

Acta afirma que él cree que sus jugadores aún están comprometidos con el mensaje que trae a la cueva.

"El hecho de no estar ganando no significa que los muchachos no estén dando el esfuerzo", dijo el dominicano.

Sin importar si están en peligro o no los puestos de los nombres más reconocidos de la organización, está claro algo: Ha sido un momento bien frustrante para los Indios, desde los dueños hasta los jugadores.

"Compartimos esa frustración", dijo Dolan. "Este ha sido el peor período que hemos tenido como dueños. A fines de julio, estábamos en los playoffs o muy cerca de eso...y de ahí todo se nos derrumbó. Tenemos que entender qué pasó y no voy a emitir juicios sobre eso ahora mismo. Pero definitivamente, ha sido un trecho muy, muy difícil para nosotros."

Agregó Acta: "Desafortunadamente, todo se nos ha explotado en tres meses, algo que ha sido muy duro. Ha sido difícil de aceptar."