CLEVELAND -- Lo último que el venezolano Asdrúbal Cabrera quiere ver es que el piloto dominicano Manny Acta sea señalado como el culpable de los problemas de los Indios en esta campaña. Desde el punto de vista del torpedero, Acta no es el responsable de la caída de la Tribu en la tabla de posiciones.

"A todos les preocupa eso", manifestó Cabrera. "Nadie quiere que se despida a nadie. Todos en el equipo debemos estar unidos. Debemos hacer todo lo posible para que todos estemos contentos aquí".

Antes del cierre de la serie contra Oakland, Cleveland tenía una foja de 5-26 en sus últimos 31 encuentros, cayendo de tres juegos y medio del primer lugar en la División Central de la Liga Americana a 17 ½. Los Indios llegaron a la jornada del jueves a solamente dos juegos del peor récord en el Joven Circuito, que le pertenece a los Mellizos.

Cabrera piensa que los dirigentes con frecuencia pagan los platos rotos tras esta clase de resultados.

"No es la culpa del manager", indicó Cabrera. "El no es el que batea, pitchea, ni juega a la defensa. No hemos jugado bien. A la defensa, bateo, en la lomita -- para nada. Acta no es el culpable. El hace su trabajo".

El máximo ejecutivo de los Indios, Paul Dolan, expresó a comienzos de este mes que los puestos de Acta y el gerente general Chris Antonetti por ahora no peligran, pero agregó que la organización evaluará qué ha salido mal y buscarán soluciones después de la campaña.