PITTSBURGH -- El dominicano Starlin Castro consiguió el imparable número 500 de su carrera y Travis Wood permitió apenas un hit en poco más de seis entradas para que los Cachorros de Chicago ganaran el viernes 12-2 a los Piratas de Pittsburgh, que cometieron siete errores en su peor noche defensiva en más de un cuarto de siglo.

Con la victoria, los Cachorros pusieron fin a una racha de seis descalabros, mientras que Wood (5-12) puso fin a una cadena personal de ocho reveses, ponchó a cinco y dio tres bases por bolas para alzarse con el triunfo por primera vez en más de dos meses.

Castro pegó tres hits, incluido el 500, y remolcó cuatro carreras para los Cachorros. Su paisano Alfonso Soriano aportó tres indiscutibles y produjo tres carreras en un encuentro en el que Chicago aprovechó una de las peores noches defensivas en los 130 años de historia de Pittsburgh.

Los Piratas no cometían siete errores en un partido desde 1985 y sólo necesitaban uno más para empatar la marca de pifias que registró el conjunto en 1939. Fue el primer partido de siete errores en las Grandes Ligas desde la derrota de Atlanta en 2004 ante Colorado.

A.J. Burnett (15-6) tuvo dificultades frente a uno de los peores conjuntos de bateo y recibió siete carreras, tres de ellas limpias, y ocho indiscutibles en cinco capítulos. Ponchó a cuatro y dio una base por bolas.

Por los Cachorros, el venezolano Luis Valbuena de 4-1, dos anotadas, una impulsada. Los dominicanos Soriano de 5-3, una anotada, tres remolcadas, y Castro de 5-3, una anotada, cuatro producidas.

Por los Piratas, los dominicanos Starling Marte de 2-0, una producida, y Pedro Alvarez de 3-1.