(AP)

FILADELFIA -- Desde el primer día de los Entrenamientos de Primavera en Jupiter, Florida, hasta la fecha el colombiano Donovan Solano ha sido el mejor jugador del equipo de manera consistente ante los ojos del manager de los Marlins, el venezolano Ozzie Guillén.

"Ha hecho lo que tiene que hacer", señaló el piloto de Miami. "Dobles, toques para avanzar a los corredores, roba algunas bases, juega aquí, allá...Este muchacho nos puede ayudar. Si lo rodeas de los peloteros indicados, creo que aportará bastante".

Solano, de 24 años de edad, ha tenido un gran desempeño en las últimas semanas. En sus últimos 22 compromisos, el intermedista novato tiene un promedio de .355 (de 88-31) con 13 anotadas, dos dobletes, un triple y 10 empujadas. Sus 31 imparables en ese trecho lo tienen entre los seis mejores en la Gran Carpa. Ha dejado de conectar imparable en solamente tres de sus últimos 22 partidos.

"Tuve más oportunidades, más turnos al bate, así que me siento más cómodo ahora", declaró Solano, quien asumió el puesto de segunda base titular de los Marlins cuando fue cambiado el venezolano Omar Infante a los Tigres en julio.

Aunque ahora se perfila como una pieza importante de Miami para la próxima temporada, Solano recalcó que no piensa en un futuro lejano. Al preguntársele si Solano, al igual que el guardabosque Justian Ruggiano, se había prácticamente ganado un puesto en el roster del 2013 debido a su actuación, Guillén expresó, "No veo ningún motivo para que no sea así".

"Es posible que no sea el Novato del Año (en la Liga Nacional), pero fue un gran jugador en los Marlins", agregó Guillén acerca de Solano. "Para mí eso es lo más importante".

En total, Solano batea .293 en 73 juegos y 208 turnos al bate. El oriundo de Barranquilla lleva porcentaje de embasarse de .349 y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .700, con ocho dobles, dos triples y 21 empujadas.

De su parte Ruggiano, de 30 años, ha dado la cara con promedio de .316 en 256 turnos, con OPS de .933, 13 jonrones, 33 impulsadas y 20 dobles.