CINCINNATI -- Los Rojos decidieron darle al taponero cubano Aroldis Chapman unos cuantos días de descanso por agotamiento en su hombro izquierdo.

El zurdo tuvo problemas con su control y registró una velocidad máxima de 96 mph en sus lanzamientos el lunes en la victoria 4-3 sobre Pittsburgh. Normalmente, su bola rápida se encuentra en el rango entre 98 y 101 mph.

Chapman dio base por bolas a tres de los cinco bateadores que enfrentó en el 10mo inning y tuvo que ser reemplazado a mitad de una entrada por primera vez esta temporada.

Tuvo que ser examinado y se le diagnosticó agotamiento de hombro.

El cubano asumió ese rol esta temporada por primera ocasión en su carrera y ha tenido 64 actuaciones, sumando 35 salvamentos en 40 oportunidades con efectividad de 1.60.

"Tenemos suerte de tenerlo a estas alturas", dijo el martes el mánager Dusty Baker. "Cuando uno lanza a 100 mph, uno está destinado a torcerse algo tarde o temprano. Se encuentra en un punto al que nunca antes había llegado. Este es otro paso mientras aprende cómo ser taponero".

Los Rojos debieron buscar otro cerrador después de que Ryan Madison se desgarró un ligamento en su hombro de lanzar antes del inicio de la temporada regular. El zurdo Sean Marshall obtuvo la primera oportunidad de ganarse el puesto y no pasó el examen.

Chapman impuso una marca del equipo cuando no otorgó una carrera limpia en sus primeras 24 apariciones de la temporada. Asumió el papel de cerrador el 20 de mayo luego que Baker le dio tiempo para adaptarse a situaciones de presión.

El viernes, desperdició una oportunidad de salvamento cuando recibió tres carreras en una derrota de 5-3 ante Houston para poner fin a una racha de 27 salvamentos consecutivos que impuso marca del club.