NUEVA YORK -- Un seguidor de los Mets de Nueva York, que invadió el terreno del Citi Field inmediatamente después de que el venezolano Johan Santana lanzó un juego sin hit, se declaró culpable de interferir con un encuentro deportivo profesional.

Los fiscales dijeron el jueves que un juez ordenó a Rafael Díaz, de 32 años, el pago de 4.000 dólares en sanciones civiles a los Mets, y de 1.000 dólares al ayuntamiento. Además, Díaz deberá realizar 100 horas de servicio comunitario y no podrá visitar el Citi Field durante un año, aunque los Mets han dicho que jamás le permitirán de nuevo la entrada.

Si Díaz no cumple las condiciones para el 14 de diciembre, se le podría sentenciar incluso a un año de prisión.

Santana lanzó el primer juego sin hit en la historia de los Mets, el 1 de junio. Después del encuentro, según los fiscales, Díaz corrió hacia el montículo del lanzador, donde se unió a varios jugadores que celebraban la proeza, antes de ser