PITTSBURGH -- El relevista venezolano de los Cerveceros, Francisco Rodríguez, cumplió el martes su 10mo año en la Gran Carpa.

¿Qué significa esto para el derecho?

"Ya estoy viejo", declaró Rodríguez con una sonrisa.

"Pero en serio, es una bendición", agregó. "Hablaba con mi madre y mi primo y les dije que el tiempo se ha ido volando".

Rodríguez hizo su debut el 18 de septiembre del 2002 por los Angelinos contra los Atléticos, ponchando a un par de bateadores en una entrada en blanco. Sus primeras cinco presentaciones fueron tan brillantes -- 13 ponches, tres imparables permitidos y ninguna carrera -- que los Angelinos lo incluyeron en su roster de postemporada y "El Kid" ayudó al club a ganar la Serie Mundial al recetar 28 ponches en 18 2/3 episodios.

Y así fue que nació el serpentinero conocido como K-Rod.

La interrogante ahora es qué le espera a Rodríguez, de 30 años de edad, en el futuro. No ha sido cerrador titular de un equipo desde julio del 2011, cuando los Cerveceros lo adquirieron en un canje con los Mets y lo convirtieron en preparador de mesa.

Ahora el diestro trata de terminar bien una temporada llena de altibajos, en la que ha registrado su peor efectividad (4.78 en sus primeras 70 presentaciones) y proporción de ponches (8.9 por cada nueve entradas) de su carrera.

Rodríguez será agente libre al final de la campaña y busca ser taponero en otro club. En su carrera tiene 294 rescates.

"Si lanza como lo ha hecho toda la campaña pasada, y como lo ha hecho últimamente, no tendría problemas para colocarlo como mi cerrador", declaró el dirigente de Milwaukee, Ron Roenicke.