(AP)

SAN LUIS - Andrew McCuthen de los Piratas fue el favorito al principio de la temporada. Buster Posey de los Gigantes y Ryan Braun de los Cerveceros parecen estar al frente de la conversación ahora mismo. Pero en esta recta final de la campaña, la gente en el clubhouse de los Cardenales le está haciendo campaña a otro pelotero a la hora de hablar del Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

El boricua Yadier Molina, ya reconocido por muchos como el mejor receptor defensivo de Grandes Ligas, ha tenido una temporada con el madero que se puede comparar con la de cualquier otro cátcher. Si se combina esos dos elementos, Molina tiene argumentos bastante convincentes.

"Cuando lo ves todos los días como lo hacemos nosotros, entiendes el valor que él trae", dijo el manager de San Luis, Mike Matheny. "Y cuando hablas de valor, no puedo imaginarme otro pelotero más valioso."

Agregó el tercera base de los campeones, David Freese. "Para mí es un JMV, esté detrás del plato o en la caja de bateo. Creo que cuando ves batear a Yadi, puedes percibir lo que está haciendo. Creo que eso define a un bateador completo de Grandes Ligas, cuando puedes verlo y ver que tiene una estrategia y sabe lo que hay que hacer.

"Y después de eso, ejecuta todo. Somos afortunados de tenerlo empujando carreras. Somos afortunados de tenerlo atrapando a los corredores (en intento de robo)."

Molina dio su jonrón número 20 de la temporada el miércoles, una cifra que nunca había alcanzado en cuadrangulares. El puertorriqueño llegó al jueves en el cuarto lugar de la Liga Nacional en promedio de bateo con .324, y ya ha puesto marcas personales en empujadas (68) y hits (151).

"No presumo de nada", dijo Molina. "Si me voy de 4-4 un día, quiero volver a hacerlo al día siguiente. Voy día por día y trato de poner lo mejor de mí todos los días."

Lo que está haciendo Molina a la defensa no es nada nuevo. Ha ganado cuatro Guantes de Oro y parece estar rumbo a un quinto este año. Ha atrapado al 47% de los corredores en intento de robo y siempre es elogiado por la forma en que trabaja con los lanzadores de los Cardenales.

Sin embargo, el aspecto defensivo es subvaluado a veces en las votaciones para JMV, lo cual hacen algo remotas las posibilidades de Molina, quien nunca ha terminado por encima del lugar 21 en dicho proceso de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica.