David Ortiz

FORT MYERS, Florida - Como ya no es realista el objetivo de estar en la alineación de los Medias Rojas para el Día Inaugural, el dominicano David Ortiz se ha fijado una nueva meta: Estar en salud y permanecer en salud.

Después de que un examen de resonancia el fin de semana pasado revelara que una inflamación en el talón derecho de Ortiz era el motivo por los persistentes dolores, el toletero ahora vive con la realidad de que no hará actividades de béisbol por casi toda la semana.

"Como dije antes, las cosas pasan por algo. Estamos trabajando principalmente para que cuando yo vuelva a la acción las cosas sigan así", explicó Ortiz. "No se trata de volver por algunas semanas, después descansar un poco y hacer de lo mismo. Ellos tratarán de solucionarlo por completo para que cuando vuelva a la alineación, sea para la temporada completa".

Boston podrá aguantar la ausencia de Ortiz por algunos días o semanas, pero posiblemente no por varios meses. Y por eso este último diagnostico no es tan mala noticia.

El talón de Aquiles que Ortiz se lastimó en julio pasado no ha sufrido un contratiempo. El dominicano solamente pasa por una clase de molestia que no es poco común teniendo en cuenta la cantidad de meses que estuvo fuera de actividad.

Normalmente conocido por su alegre personalidad, la frustración de Ortiz ha sido evidente durante estos Entrenamientos de Primavera.

"No es bueno pasar por esto", señaló Ortiz. "He estado trabajando bastante fuerte durante la temporada muerta para asegurarme de estar listo para la campaña, y ahora esto sucede. No me siento como yo mismo. Ustedes se han dado cuenta de eso".

Para Ortiz, fue algo natural sentirse decepcionado luego de que fue descartada su meta original.

"El Día Inaugural era mi objetivo. De eso hablé desde que llegué", dijo Ortiz. "Me sentí bien y avanzaba como me lo habían indicado. Ahora el primer partido no será una posibilidad. Ahora tendré que estar en salud para posiblemente cinco meses y medio. Eso es lo que queremos hacer ahora".

Estos próximos días no serán muy divertidos para Ortiz. El bateador designado tendrá que tomar medicamentos antiinflamatorios y básicamente pasar sus días trabajando en el cuarto del preparador físico.

"Somos seres humanos. Nadie quiere estar lesionado. Lo bueno es que no se trata de mi talón de Aquiles como lo era antes. Al menos estoy contento de que el talón este bien".

Por su parte, el dirigente John Farrell tendrá que lidiar con uno de los aspectos menos divertidos de su trabajo: Saber cómo reemplazará el bate de Ortiz durante la ausencia del cañonero.

"Me atrevo a decir que no tenemos a otro David Ortiz listo para llenar aquel vacío", declaró Farrell. "Tendremos que seguir observando cuáles serán los mejores enfrentamientos. También deberemos balancear a Mike Napoli como inicialista todos los días".

"Creemos que siempre tendremos alternativas en cualquier posición. Veremos cómo se encuentra David dentro de 10 días o dos semanas para contemplar nuestras opciones internamente".

Mientras tanto, Ortiz se enfocará solamente en tratar de ser parte del equipo durante la mayoría cantidad de juegos posible esta temporada.

"Eso espero", expresó Ortiz. "Eso es lo que todos aquí trataremos de lograr. Quiero estar a un nivel en el que no me tenga que preocupar más. Debo enfocarme en hacer lo necesario en el terreno".

Ortiz está ansioso de que llegue el día en que el enfoque esté sobre su potente bate, en lugar de su débil talón derecho.