Goevany Soto (izq) decidió la victoria de Texas en el primer partido, Leonys Martín en el segundo y Andrián Beltré en el tercero.

No es una tarea fácil barrer a un equipo, pero el hacerlo con cuadrangulares de oro en tres partidos consecutivos es algo impresionante.

Los Rangers despacharon a los Angelinos de manera dramática al vencerlos tres noches seguidas con un jonrón en su último turno al bate.

Aún les faltan dos para igualar el récord de todos los tiempos, que fue fijado por unos Astros que dejaron en el terreno a sus oponentes en cinco juegos seguidos del 19 al 23 de julio de 1986, contra los Mets y Expos.

El último equipo en barrer una serie de tres compromisos con tres vuelacercas de oro fueron los D-backs, quienes lo hiceron ante Montreal del 10 al 12 de mayo de 1999. Los Yankees fueron los últimos en dejar tendidos a sus rivales con tres imparables decisivos del 15 al 17 de mayo del 2009.

Había pasado más de un año desde que los Rangers triunfaron con un jonrón de oro -- antes de hacerlo tres veces seguidas esta semana -- pero nunca lo habían hecho en tres encuentros seguidos. Las únicas ocasiones en las que lo han hecho dos veces al hilo han sido el 5 y 6 de agosto de 1978; y el 2 y 3 de octubre de 1981.

Según el Elias Sports Bureau, el otro equipo de Grandes Ligas en ganar con vuelacercas de oro consecutivos en el 2013 han sido los Gigantes, quienes lo lograron el 3 y 4 de mayo contra los Dodgers.

"Son malas noticias para el otro equipo, porque es peligroso llegar empatados a la novena entrada contra nosotros", señaló el torpedero venezolano de los Rangers, Elvis Andrus.