LOS ÁNGELES -- Clayton Kershaw mejoró su efectividad a 1.88, la más destacada de las Grandes Ligas, al lanzar pelota de tres hits en ocho entradas, además de ayudar a su propia causa con un sencillo de dos carreras, en el juego que los Dodgers de Los Ángeles ganaron el domingo 8-2 a los Rays de Tampa Bay.

Con su barrida en la serie sobre los Rays, Los Ángeles amplió a siete juegos y medio su ventaja en el primer puesto de la División Oeste de la Liga Nacional. Es la diferencia más cómoda que han tenido los Dodgers en la temporada.

Mark Ellis empalmó un vuelacerca y remolcó tres carreras para que los Dodgers mejoraran a una foja de 37-8 desde el 22 de junio. Durante ese tramo, Los Ángeles ha sido el mejor equipo de las mayores, con lo que ha dado un vuelco a una temporada en que llegó a estar nueve juegos y medio debajo de los Diamondbacks de Arizona.

Asimismo, los Dodgers llegaron a su mejor foja de la campaña, 17 encuentros arriba de la marca de .500.

En contraste, los Rays sufrieron su quinto tropiezo en fila, la peor seguidilla que han tenido en la temporada, pero permanecieron tres debajo de Boston, el líder de la División Este de la Liga Americana. En la jornada, los Medias Rojas cayeron en Kansas City.

Kershaw (11-7) admitió dos carreras, incluida una limpia, y ponchó a ocho enemigos, para que los Dodgers completaran su séptima barrida en la temporada.

Jeremy Hellickson (10-6) permitió cuatro carreras y siete hits en tres innings, en lo que fue la primera apertura en su vida contra los Dodgers. En seis ocasiones durante los últimos nueve juegos de los Rays, su abridor no ha sobrevivido a la quinta entrada.

Por los Rays, el cubano Yunel Escobar de 4-1 con una anotada. El venezolano José Lobatón de 2-0 con una anotada.

Por los Dodgers, el mexicano Adrián González de 4-1 con dos impulsadas. El cubano Yasiel Puig de 3-1 con una anotada. El dominicano Juan Uribe de 3-1.