CINCINNATI, Ohio -- Billy Hamilton consiguió su primer robo de base en las Grandes Ligas y anotó con un doble de Todd Frazier en la séptima entrada para que los Rojos de Cincinnati derrotaran el martes por segunda vez consecutiva a los Cardenales de San Luis, ahora por 1-0.

Hamilton impuso el año pasado la marca profesional de 155 almohadillas hurtadas en las menores.

El pelotero fue ovacionado el martes en su debut al ingresar en el campo como corredor emergente en lugar de Ryan Ludwick, quien abrió el séptimo capítulo con un sencillo contra Seth Maness (5-2).

Después de que Maness efectuó tres lanzamientos intimidatorios a la primera base, Hamilton arrancó a toda velocidad hacia la intermedia y superó el lanzamiento impreciso del receptor puertorriqueño Yadier Molina.

Anotó con facilidad gracias al hit de Frazier y fue felicitado efusivamente por sus compañeros, con los que chocó palmas en la cueva del equipo.

Homer Bailey (10-10), que retiró a los últimos 14 bateadores que afrontó, toleró sólo dos imparables en siete capítulos.

El cubano Aroldis Chapman trabajó la novena entrada y consiguió su 34to salvamento en 39 oportunidades sin que recibiera imparable.

El caribeño efectuó cuatro lanzamientos que alcanzaron las 103 millas por hora y que sirvieron para ponchar a los últimos tres bateadores de los Cardenales.

Los Cardenales han sido blanqueados en tres ocasiones en sus últimos seis encuentros.

Por los Cardenales, los puertorriqueños Carlos Beltrán de 3-0 y Yadier Molina de 3-0.