Michael Saunders and Justin Smoak. (Ben Margot/AP)

SEATTLE - Los fanáticos de los Marineros no fueron los únicos que amanecieron el viernes con la noticia de que el segunda base dominicano Robinson Canó está a punto de convertirse en la nueva piedra angular del club de Seattle.

Los nuevos compañeros de equipo de Canó estuvieron igual de encantados al enterarse de que el ex estelar de los Yankees de Nueva York ha acordado un contrato de 10 años y US$240 millones con los Marineros.

"Es bastante emocionante", dijo el inicialista Justin Smoak desde su casa en Carolina del Sur. "Es algo que nos tiene entusiasmados a todos. Hombre, se trata de un tremendo contrato. Es bueno para nosotros y bueno para la ciudad de Seattle".

El jardinero Michael Saunders había estado siguiendo los acontecimientos desde su hogar en Colorado, pero como la mayoría de los observadores, desconocía qué tan en serio estaba el quisqueyano con respecto a las negociaciones con Seattle hasta que se informó acerca del acuerdo el viernes.

"Fue un shock, la verdad", dijo Saunders. "Pero todo empezó el año pasado cuando firmamos a (l abridor venezolano) Félix (Hernández) con la idea de que permanezca en Seattle por largo rato. Ahora estamos empezando a hacer movimientos de peso este invierno, algo que el equipo ha intentado en los últimos años".

El gerente general de los Marineros, Jack Zduriencik, trató de fichar a Josh Hamilton el año pasado, pero el cañonero optó por firmar con los Angelinos. El año anterior, el club estuvo vinculado a Prince Fielder, pero en aquel entonces no tenía la flexibilidad económica para hacerle una oferta semejante a la que le hicieron los Tigres.

Los Marineros han tenido muchos problemas con su ofensiva en las últimas temporadas, pero han ido construyendo su equipo alrededor de Hernández. Canó, quien ha sido seleccionado al Juego de Estrellas cinco veces, representa una gran adición para el joven núcleo de jugadores de posición del equipo.

"Firmar a Canó les deja saber a la organización, a los fanáticos, a la ciudad y a los demás 29 equipos que queremos ganar ahora mismo y traer un título de Serie Mundial a Seattle", dijo Saunders. "No creo que hayamos terminado. (La oficina central) está tratando de agregar más jugadores. Es muy emocionante ser parte de esta organización ahora mismo".