Greg Maddux y Tom Glavine.

Tom Glavine está en la boleta del Salón de la Fama por primera vez.

Debe ser su única.

Parece haber poca duda acerca de Greg Maddux, ex compañero de Glavine en Atlanta, como elegido al Salón en ésta, su primera oportunidad. La interrogante es si Maddux será el primer elegido de manera unánime en su primera vez en la papeleta.

Glavine no será elegido de manera unánime. Sin embargo, el zurdo sí merece recibir más del 75% de los votos de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica, cifra necesaria para convertirse en inmortal de Cooperstown.

Tiene argumentos de sobra para ser incluido en el Salón.

Fue convocado a 10 Juegos de Estrellas y ganó dos Premios Cy Young en la Liga Nacional. Glavine está en el lugar número 21 de todos los tiempos con 305 triunfos, encabezando el Viejo Circuito en victorias cinco veces. Y fue un factor importante fuera del terreno también.

Como representante del sindicato de jugadores en la Liga Nacional, Glavine fue clave en la paz laboral a largo plazo en las Grandes Ligas y en la implementación en las pruebas antidopaje.

Fue Glavine que finalmente dijo en voz alta, de parte del gremio, que hacía falta un sistema de pruebas en el béisbol.

Ya terminaron las votaciones para el Salón este año. El anuncio de los nuevos inmortales será el 8 de enero y la ceremonia de exaltación será el 27 de julio en Cooperstown.

En esta ocasión, los votantes pueden incluir hasta 10 candidatos en su boleta, algo bien raro. Pero se debe a que existen muchos nombres en la papeleta ante la falta de un exaltado hace un año, además de un buen número de ex jugadores que aparecen por vez primera.

Por lo menos 19 de los 36 candidatos tienen historiales dignos de consideración seria, lo cual habrá muchos debates sobre las supuestas "injusticias".

Además, seguiremos hablando de la validez de las candidaturas de jugadores supuestamente ligados al dopaje. La forma de algunos votantes de descartar a esos peloteros es curiosa, dado el hecho de que esos mismos periodistas han elegido a otros que hayan consumido anfetaminas o que hayan alterado bolas y bates.

De su parte, Maddux y Glavine siempre se mantuvieron por encima de todos esos temas. Hay que ponerlos primeros en la lista.

Después de ellos, Jack Morris está en la boleta por 15ta y última ocasión. Este año será elegido o será trasladado al Comité de Veteranos para más consideración. Su apoyo ha aumentado en 11 de los últimos 12 años; ningún jugador ha dejado de ser elegido luego de recibir más del 66.7% de los votos de los que gozó Morris hace un año.

Durante su carrera, Barry Bonds fue el mejor pelotero de Grandes Ligas. Fue un jugador más completo antes de supuestamente empezar a consumir sustancias para aumentar el rendimiento. Fue colocado a 14 Juegos de Estrellas y ganó siete premios al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Es el líder de todos los tiempos en jonrones (762) y, como el mayor respeto de parte de sus oponentes, recibió 688 bases por bolas intencionales, más del doble de Hank Aaron (293), segundo en la lista.

Roger Clemens, Alan Trammell, Mike Piazza, Larry Walker, Craig Biggio y Jeff Bagwell son los otros enormes que aparecen en la papeleta. ¿Serán elegidos todos?

Claro que no.

Pero tanto Glavine como Maddux se ha ganado el honor del reconocimiento en su primera oportunidad.