Raúl Ibáñez. (Rick Scuteri/AP)

TEMPE, Arizona - Raúl Ibáñez, quien cumplirá 42 años de edad el 2 de junio, aún no sabe por cuánto tiempo más quiere jugar béisbol.

"No le doy mucha mente", dijo el veterano. "Trato de enfocarme en un día a la vez. Es una bendición. Así lo veo.

"Pero no por mucho (tiempo) más".

¿Será ésta su última campaña?

"Hablaremos cuando termine la temporada", respondió Ibáñez con una sonrisa. "Si logramos ganar una Serie Mundial, ya hablaremos".

Por ahora, Ibáñez está enfocado en ser más que un bateador designado para los Angelinos. Fue con ese rol en mente que firmó con los Yankees en el 2012 y los Marineros en el 2013, pero terminó disputando 1,483.1 innings en los jardines en las dos campañas combinadas.

El manager de los Angelinos, Mike Scioscia, ha enfatizado que quiere contar con la versatilidad de Ibáñez, quien debe estar listo para ser sustituto en el jardín izquierdo y también podría ser una opción para la primera base en caso de una emergencia.

"Estoy listo para lo que sea", dijo Ibáñez. "Uno entrena durante la temporada baja para ser deportista, no para ser bateador designado. Tienes que estar preparado para cualquier cosa".