NUEVA YORK -- Curtis Granderson logró su primer jonrón para abrir la primera entrada en cinco año, mientras Carlos Torres y dos relevistas más completaron una labor admirable en remplazo del lesionado Daisuke Matsuzaka para que los Mets de Nueva York derrotaran 3-1 el domingo a los Padres de San Diego.

El venezolano Bobby Abreu agregó un doblete en la primera y Daniel Murphy pegó un elevado de sacrificio en el segundo inning contra un inestable Ian Kennedy (5-8), lo que permitió a los Mets llevarse el tercer juego de la serie entre las dos escuadras con peor desempeño al bate en grandes ligas.

Matsuzaka apenas lanzó una entrada antes de salir debido a un fuerte dolor estomacal.

Torres (3-4) entró al relevo de Matsuzaka para el inicio del segundo capítulo y permitió tres imparables en fila, entre ellos, uno al cuadro de René Rivera para remolcar una carrera. Pero durante las siguientes cuatro entradas no permitió ninguno más e hizo su mayor cantidad de lanzamientos en la campaña, con 63.

Por los Mets, Abreu bateó de 3-1 con una carrera producida, mientras el también venezolano Wilmer Flores se fue de 4-1.

Por los Padres, el cubano Yonder Alonso bateó de 4-1, el puertorriqueño René Rivera de 3-1 con una impulsada.