Ernesto Frieri. (Keith Srakocic/AP)

PITTSBURGH - Como acostumbra, el manager de los Piratas, Clint Hurdle, saludó de manera bulliciosa al colombiano Ernesto Frieri el sábado y de inmediato le dijo a su nuevo relevista, "Todo lo que pasó en abril, mayo y junio, entiérralo y sigamos adelante. Tienes una pizarra nueva. Ahora eres Pirata".

Frieri pasó de los Angelinos a los Piratas el viernes a cambio de Jason Grilli. Con dicha bienvenida, Hurdle dejó claro que los números Frieri en Los Angeles - promedio de carreras limpias de 6.39 y ocho jonrones en 31 innings de labor - ya pertenecen al pasado.

Así mismo lo ve el oriundo de Bolivar.

"Quizás se trate de algo bueno para mí. Allá estaba teniendo algunas dificultades, pero aquí estoy empezando de nuevo. Estoy convencido de que esto va a ser algo positivo para mí", dijo Frieri,, de 28 años de edad. "Le voy a dar todo lo que tengo al equipo. No me cabe duda de que va a funcionar".

Por ahora, Hurdle tiene previsto usar a Frieri en situaciones de poca presión. El sábado, el diestro pitcheó un noveno inning en blanco ante los Mets con los Piratas abajo 3-5. El desempeño de Frieri será lo que determine si el derecho llegue a asumir un rol más importante en el bullpen

Hurdle describió el estilo de Frieri como, "Una recta explosiva. Mayormente tira strikes, lo cual es uno de los motivos que ha permitido algunos jonrones este año. Sabe lanzar con agresividad en la zona de strikes".

Frieri reconoció que al momento de concretarse el cambio, desconocía cómo le iba a los Piratas del 2014.

"No les voy a mentir", manifestó el serpentinero. "Miré la tabla de posiciones (el viernes por la noche). Nos va bastante bien. Tenemos un equipo bueno aquí. Ojalá pueda ayudar a ganar algunos juegos".