Melky Cabrera.

TORONTO - Melky Cabrera no hizo una jugada salvadora a la defensa ni dio el hit de la victoria el domingo, pero sí se embasó ocho veces por los Azulejos en su victoria por 6-5 en 19 innings sobre los Tigres.

De esa manera, el dominicano se convirtió en el primer jugador que logra la hazaña desde que lo hizo el panameño Rod Carew por los Mellizos el 12 de mayo de 1972.

En el partido vs. Detroit, Cabrera recibió cinco bases por bolas y conectó tres sencillos en 10 veces al plato. Ahora el jardinero ha bateado de hit en 94 de sus 118 juegos en el 2014. La última base por bolas fue intencional y fue justo antes del sencillo de la victoria en la 19na, conectada por el compatriota de Cabrera, José Bautista.

Cabrera ha sido uno de los bateadores más consistentes de Toronto este año, con promedio de .318, 14 jonrones y 62 empujadas. Lleva 45 partidos con dos hits o más y en 12 ocasiones ha conectado más de tres imparables.

Además, el oriundo de Bajos de Haina ha surgido como uno de los jugadores más confiables en el equipo, ya que ha participado en 118 de los 119 choques de los Azulejos en el 2014.