Alcides Escobar, torpedero de los Reales de K.C. (AP)

KANSAS CITY - Uno podría pensar que después de ganarle a los Atléticos y pasar al primer lugar de su división, los Reales celebrarían en grande dentro del clubhouse local del Kauffman Stadium.

Sería así por Kansas City estar como puntero en la División Central de la Americana faltando 45 juegos en la temporada regular, además de ver a Detroit no sólo perder su tercer partido al hilo el lunes, sino también estar posiblemente sin los servicios del derecho Justin Verlander.

Sin embargo, el ambiente en clubhouse de los Reales no fue tan diferente como el que se ve después de cualquier otro juego. No hubo celebraciones.

"Aún no hemos hecho nada" dijo el zurdo de Kansas City, Danny Duffy. "Nos hemos colocado en posición de competir y falta mucha campaña aún".

Los Reales llegaron al martes con ocho victorias al hilo, mientras que los Tigres han perdido cinco de sus últimos seis partidos y han visto desaparecer lo que era una ventaja de 7.0 juegos en la Central para el 24 de julio. El lunes, no sólo perdieron los felinos ante los Piratas, sino también que Verlander salió del encuentro en el segundo inning con dolores en el hombro derecho.

No obstante, los Reales prefieren no ver lo que ocurre con los Tigres. Simple y llanamente quieren seguir ganando.

"No importa qué hagan los Tigres", dijo el toletero de Kansas City, Billy Butler. "No estamos jugando contra los Tigres, así que no estamos enfocados en lo que están haciendo ellos. Estamos enfocados en los Atléticos (el martes) y Jon Lester (abridor programado para Oakland)".

Parte del motivo de la actitud tan comedida de Butler es el hecho de que esta situación ya se había presentado en Kansas City durante el 2014. Para el 19 de junio, después de llevarse tres de cuatro choques en una serie vs. Detroit, los Reales estaban en el primer lugar con ventaja de medio juego sobre los Tigres. Pero dentro de un mes Kansas City se veía bien lejos de la cima.

"Ya hemos estado en esta situación y caímos a ocho juegos (del primer lugar)", comentó Butler.

Al hablar de la lesión de Verlander, Butler señaló la ausencia del primera base de los Reales, Eric Hosmer, debido a una fractura en una mano.

"Las lesiones son desafortunadas y son parte del juego", dijo Butler. "Hemos sufrido nuestra cuota. Uno de nuestros principales contribuidores, Hoz, se lastimó pero seguimos adelante. Todos los equipos tienen lesiones".

Como lanzador estelar al igual que Verlander, el derecho de los Reales James Shields expresó su empatía en cuanto a Verlander se refiere.

"Cuando un pitcher se lastima es una lástima, sea quien sea y pertenezca o no a nuestra división", manifestó Shields. "Nunca quieres ver pasarle eso a un lanzador".

Aunque los Reales se han dedicado a concentrarse solamente en lo que puedan controlar, sí quieren que continúe la tendencia hacia debajo de los Tigres.

"Esperamos que se queden justo donde están", dijo el jardinero de Kansas City, Jarrod Dyson.