Víctor Martínez. (AP)

DETROIT - El venezolano Víctor Martínez estuvo consciente de los abucheos en el Comerica Park durante la victoria de los Tigres sobre los Piratas, triunfo que puso fin a una racha de cuatro derrotas al hilo de los felinos.

"Estamos tratando", dijo el bateador designado de Detroit. "Es una temporada demasiado larga. En algún momento vas a tener problemas. Es así con todos los equipos. Como fanáticos, si sólo vas a estar con nosotros cuando nos vaya bien…de verdad necesitamos el apoyo de los fanáticos también cuando tenemos problemas.

"Me molesta", continuó Martínez. "Me molesta porque la gente cree que estamos jugando contra equipos de Pequeñas Ligas. Hay que darle crédito a quien lo merece a veces. Algo seguro es que todos los días llegamos listos para ganarle al otro eequipo. Muchas veces las cosas terminan de nuestro lado y otras no".

Los Tigres llegaron al jueves a medio juego de los Reales en la División Central de la Liga Americana, después de estar arriba durante la mayoría de la campaña. Pero aun antes de la mala racha reciente, Martínez notó que escuchaba críticas.

"Ganábamos la división por tres o cuatro juegos y escuché a la gente quejarse", dijo. "Oí algunos comentarios negativos…

"Somos nosotros los que estamos aquí. Si alguien tiene que entrar en pánico, somos nosotros aquí. Nosotros somos los que juegan. Estamos bien. Creemos en lo que tenemos. No vamos a jugar de esta manera por mucho tiempo. Tenemos un equipo demasiado bueno. Como dije, todos los equipos tienen problemas en algún momento. Ojalá pudiéramos tener récord de 162-0".

El mismo Martínez fue criticado por su lento comienzo del año pasado, cuando venía de una cirugía en una rodilla. Su buena reacción en la segunda mitad de la temporada silenció dichos comentarios, mientras que su gran campaña del 2014 lo ha hecho uno de los jugadores más populares de los Tigres.

Pero con todo y eso, la caída de Detroit del primer lugar ha dejado a todos notando su recepción en el Comerica después de que el equipo tuviera 2-7 en su última gira. Eso incluye a Martínez, quien normalmente es uno de los peloteros más callados en los felinos.

En este caso, el venezolano sentía que quería dar la cara y pedir más apoyo de parte de la afición.

"En mi caso personal, creo que nunca le había hecho tanto caso a eso como ahora", expresó Martínez. "Me molestó un poco, porque creo que la gente piensa que tenemos que ganar la división por 10 o 20 juegos. Estábamos ganando la división por tres, cuatro, cinco juegos y yo escuchaba algunas quejas. Como jugador, te molesta eso porque este juego no es tan fácil como luce cuando estás sentado en las gradas.

"Ahora bien, tiene su derecho de estar enojados porque están pagando dinero por venir y ver un buen espectáculo, pero quiero que por otro lado entiendan que de verdad nos estamos esforzando. No queremos ceder nada ni queremos perder. Pero así son las cosas.

"Estamos en un trecho difícil y ahora es cuando más necesitamos a los fanáticos. Cuando salimos (al terreno) y vemos el ambiente, los fanáticos, nos alimentamos de eso. Nos alimentamos de eso y eso es lo que queremos ver. Queremos que los fanáticos nos sigan apoyando".