Juan Lagares. (AP)

MIAMI - Juan Lagares aspira a ser un primer bate legítimo y los Mets quieren lo sea. Con eso en mente, el equipo ha animado al dominicano a robar más bases.

Con el manager Terry Collins y su cuerpo de coaches mandando a Lagares a robar en situaciones con alto porcentaje de éxito, el jardinero se robó dos bases el martes en una victoria de Nueva York sobre los Marlins.

Ahora Lagares lleva cinco estafadas en igual número de juegos. En sus 98 partidos anteriores, había intentado siete robos, llegando con éxito en cuatro ocasiones.

"No estamos dejando que él elija los momentos (para robar)", dijo Collins. "Estamos tratando de elegir momentos cuando anticipamos lanzamientos rompientes y otras cosas. Me gustaría que se despegara un poco más (de la primera), pero creo que sus arranques son bastante buenos".

El piloto también expresó que la habilidad de Lagares de embasarse pesará más que su potencial de robar bases a la hora de los Mets decidir quién será su primer bate la próxima temporada. Pero la habilidad de correr bien las bases es un buen extra. Collins cree que lo único que hace falta es que los Mets aprovechen las habilidades que ya posee Lagares.

"Creo que con los robadores de bases, mucho de eso se puede enseñar", dijo el manager. "Puedes enseñar cómo y qué tan lejos despegarse de la base, además del arranque inicial. ¿Puedes enseñar la valentía? No sé. A algunos muchachos simple y llanamente no les gusta ser puestos out. Y no puedes preocuparte por ser sorprendido al despegarte de la base.

"Pero creo que Juan es alguien que se lo va a aprender, debido a su ética de trabajo y cómo hace las cosas".

Como jardinero central, según Collins, Lagares debe ser rápido con su primer paso y alcanzar su máxima velocidad lo más rápido posible-sobre todo tomando en cuenta lo agresivo que juega a la defensa.

De su parte, Lagares afirma que al principio de la temporada intentó menos robos de base porque no estaba del todo bien de ambas corvas. Pero ahora que sanaron, está tomando más riesgos.

"Es muy importante cuando puedes robar bases", dijo el guardabosque, quien ha sido primer bate en 28 de sus 92 juegos como titular en el 2014. "De eso se trata ser un primer bate-embasarse, tratar de robarse una base y colocarse en posición de anotar para que los muchachos que siguen puedan empujar muchas carreras. Creo que eso es muy importante".