© 2010 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

10/08/10 9:37 PM ET

Han dado la cara en los momentos clave

Granderson y Berkman guían ataque de Yankees contra Mellizos

NUEVA YORK -- Curtis Granderson y Lance Berkman han encajado bien en sus uniformes a rayas en el momento más oportuno.

En una explosión ofensiva durante un verano caluroso, sus bates ardieron mientras la temperatura comenzaba a enfriarse. Ambos han inesperadamente encabezado a la ofensiva de los Yankees en los dos primeros encuentros de la serie divisional de la Liga Americana contra los Mellizos de Minnesota.


No ha sido Derek Jeter. Ni Alex Rodríguez. Ni Jorge Posada. Ni Robinson Canó.

Si no Granderson y Berkman.

"Eso te acerca pronto con tus compañeros, cuando uno comienza a pegar buenos imparables en la postemporada", dijo Berkman.

Luego de ganar los dos partidos en el Target Field, los campeones defensores de la Serie Mundial llegaron a casa con una ventaja de 2-0 en la serie de cinco partidos. Phil Hughes intenta barrer el sábado para colocar a Nueva York en la serie de campeonato en la Americana contra Texas o Tampa Bay.

Brian Duensing lanza por los Mellizos.

"Obviamente, los dos primeros partidos no salieron como se planearon", dijo el receptor estelar de Minnesota, Joe Mauer. "Pero estuvimos presentes. Una pelota aquí o allá, y fácilmente pudimos estar arriba 2-0. Sabemos que podemos jugarle a esos chicos, y sabemos que podemos remontar allá".

Minnesota se fue de 10 nada con corredores en posición de anotar en los dos primeros encuentros, abajo del promedio de .285 durante la temporada regular. Ese es un motivo importante de que los Mellizos han perdido 11 partidos de postemporada al hilo, y están a dos del triste récord establecido por los Medias Rojas de Boston entre 1986 y 1995.

Granderson y Berkman tienen solos más imparables relevantes que los Mellizos.

Granderson pegó un triple de dos carreras que rompió el empate en el sexto inning del primer juego. Sonó tres inatrapables en el segundo, en los que conectó de doble y anotó la raya del empate. Luego impulsó con sencillo la última carrera del triunfo 5-2 de los Yankees.

Berkman bateó un jonrón contra Carl Pavano con el que empató su total de campaña regular con los Yankees, en lo que el mismo Berkman calificó como el peor año en su carrera.

"Siempre que vas a un nuevo equipo con un nuevo grupo de muchachos, sin importar si es Nueva York o Kansas City, tomará cierto tiempo para adaptarse", dijo Berkman, que fue adquirido de Detroit en el receso de la temporada.

Berkman no jugó en el primer partido contra los Mellizos, y luego fue descendido al octavo lugar en el orden al bate para el segundo. Puso adelante 2-1 a los Yankees con un cuadrangular solitario en el quinto tramo. Poco después de que Orlando Hudson tuvo el vuelacercas que empató la pizarra, Berkam le dio la delantera definitiva a Nueva York con un doble productor en la séptima entrada.

Ahora Berkman ya se siente integrado al equipo con más estrellas y más rico de las mayores. Cuando llegó, quizás no se sintió como un intruso, sino más bien como visitante.

"No creo que pueda dar tanta alegría en una victoria o en la victoria definitiva --digamos que ganamos la Serie Mundial-- si no participas", dijo. "Si te quedas sentado en la banca, mirando, sin hacer nada, no se puede tener tanta felicidad como si ayudas a ganar el partido".

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com