© 2010 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

10/10/10 11:33 PM ET

Fue el zurdo que todos querían ver

Hamels blanquea a Rojos; Filis avanzan a la SCLN por 3era vez

CINCINNATI -- Cole Hamels completó la obra que comenzó Roy Halladay con su partido sin hit, al llevar a los Filis de Filadelfia de regreso a la serie por el campeonato de la Liga Nacional.

Otro lanzador estelar de los Filis, otra actuación dominante.

Hamels ponchó a nueve rivales en un partido completo en el que espació cinco imparables, Chase Utley bateó de jonrón y los Filis derrotaron por 2-0 a los Rojos de Cincinnati para completar la primera barrida en postemporada para Filadelfia en su historia.


Filadelfia, que busca su tercer campeonato consecutivo de la Liga Nacional, recibirá al ganador de la serie entre los Gigantes de San Francisco y los Bravos de Atlanta en la serie de campeonato de la Liga Nacional a partir del sábado y a ganar cuatro de un máximo de siete partidos.

Los Gigantes vencieron el domingo por 3-2 a los Bravos para tomar ventaja de 2-1 en la serie divisional.

Halladay abrió la serie contra los Rojos con una actuación impecable sin permitir imparables. Con Hamels y Roy Oswalt también descansados y listos para la siguiente ronda, los Filis serán un rival muy difícil en la serie de campeonato.

"Tener tres abridores (estelares) definitivamente ayuda. La postemporada se basa en el pitcheo", explicó Hamels.

La ofensiva de los Rojos, la más poderosa de la Liga Nacional, sólo pudo conectar 11 imparables en tres partidos, la menor cifra de un equipo en postemporada, de acuerdo con la firma de estadísticas STATS LLC. La cifra más baja anterior había sido de los Rangers de Texas ante los Yanquis de Nueva York en 1998.

Hamels obligó a Joey Votto a rodar la pelota para doble matanza después de que Brandon Phillips había abierto la parte baja de la novena entrada con sencillo y luego ponchó a Scott Rolen para ponerle fin al partido.

El zurdo hizo 119 lanzamientos al plato en su primer juego completo de la postemporada, de los cuales 82 fueron para strikes.

Después de que ponchó a Rolen por octava vez en la serie, Hamels apretó un puño y los Filis celebraron con algunos golpes en el pecho y una fila para intercambiar saludos antes de regresar al vestidor para un baño con champaña.

Ciertamente el resultado se vio bastante rutinario, pues el equipo de Charlie Manuel ha logrado dominar estos partidos en los dos últimos años.

"Creo que cuando ya tienes experiencia en postemporada y has tenido la oportunidad de jugar la Serie Mundial en los últimos dos años consecutivos, uno sabe lo que se necesita para llegar hasta esas instancias. No queremos dejarnos arrastrar, tenemos que avanzar y seguir exhibiendo el mejor béisbol que tengamos", agregó Hamels.

Utley, quien fue recibido con abucheos y gritos de "¡Tramposo, tramposo!" antes de cada turno al bate, conectó su cuadrangular al serpentinero dominicano Johnny Cueto en la quinta entrada para darle a los Filis una ventaja de 2-0. Fue su 10mo cuadrangular de la postemporada, que lo colocó por delante de Jayson Werth en el primer lugar del equipo en la lista de jonrones en postemporada.

Utley inició la ofensiva del triunfo en el segundo partido de la serie cuando aparentemente fue golpeado por un lanzamiento del relevista cubano Aroldis Chapman en la séptima entrada.

El segunda base estelar de Filadelfia reconoció después del partido que no estaba seguro si la pelota lo había golpeado y por ello los 44.599 aficionados que atestaron el Great American Ball Park de Cincinnati lo abuchearon y le gritaron insultos.

Pero acá no hubo trampas, simplemente una ofensiva oportuna de los campeones actuales de la División Este y todavía campeones de la Liga Nacional.

Los Rojos nunca pudieron recuperarse desde que Halladay lanzó el segundo partido sin hit en la historia de las series de postemporada.

Para empeorar las cosas, los Rojos, campeones sorpresivos de la División Central de la Liga Nacional, tomaron ventaja de 4-0 en el segundo partido de la serie pero se derrumbaron al cometer cuatro errores y terminaron cayendo por 7-4 y eso los dejó a un paso de la eliminación.

Entones Hamels completó la obra.

Reconocido como el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 2008, Hamels mejoró su foja a 7-0 en ocho aperturas en su carrera ante los Rojos de Cincinnati, y en 11 partidos de postemorada ostenta un balance de 6-3.

Hamels sólo permitió que dos corredores de los Rojos llegaran hasta la segunda base, pero ninguno de ellos pisó la antesala.

Por los Filis, el dominicano Plácido Polanco de 4-1, una anotada. El panameño Carlos Ruiz de 4-2.

Por los Rojos, los venezolanos Ramón Hernández de 3-1 y Miguel Cairo de 1-0. El colombiano Orlando Cabrera de 3-0. El dominicano Johnny Cueto, con el bate, de 1-0

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com