© 2010 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

10/11/10 10:40 PM ET

Aseguran la serie en otro partido cerrado

S.F. avanza a Serie de Campeonato con triunfo sobre Atlanta

ATLANTA -- Los Gigantes ganaron otro partido emotivo, de nuevo con ayuda de una endeble defensiva de los Bravos, y San Francisco llegó a la serie de campeonato de la Liga Nacional por primera vez desde el 2002.


Para el piloto de los Bravos, Bobby Cox, ya no habrá más partidos.

Cody Ross conectó de jonrón y empujó la carrera decisiva con un sencillo en la séptima entrada para guiar el lunes a los Gigantes a la victoria por 3-2 en el cuarto partido de la serie, y para terminar con una serie divisional que fue cerrada y tensa hasta el último out.

Cada encuentro fue decidido por una carrera, pero los Gigantes ganaron tres de los cinco posibles y consiguieron la posibilidad de enfrentar a Filadelfia, el dos veces campeón defensor de la Nacional. El primer partido es el sábado en Filadelfia.

Luego de que el dominicano Melky Cabrera, con dos corredores a bordo, bateó un rodado para el out que puso fin a la serie y a la carrera de Cox, los aficionados exclamaron "Bobby! Bobby! Bobby!"

El manager, que se retira esta temporada, salió por fin de la caseta y saludó con la mano en la gorra. Incluso los Gigantes detuvieron por un momento la celebración para aplaudirle a Cox y saludarlo tocándose la guerra con la mano desde el lado de los triunfadores en el terreno de juego.

"Gracias, Bobby Cox", se leía en una pantalla gigante mientras en el estadio resonaba la melodía de "Georgia On My Mind".

Cox se conmovió al mencionar que por última vez se quitaría su uniforme con el número 6.

"Ya no me lo pondré", dijo.

Cuando le preguntaron si le había hablado a sus jugadores, dijo con la voz entrecortada: "Lo hice lo mejor que pude. Les dije que estaba muy orgulloso de ellos".

El abridor Derek Lowe de Atlanta tuvo un intento de partido sin hit hasta la sexta entrada, pero no fue suficiente.

Los Bravos no han conocido la victoria en el Turner Field con una serie de por medio, pues perdieron por octava vez consecutiva en esa situación desde que el estadio fue inaugurado para el béisbol en 1997. Cox ya no tendrá la posibilidad de acabar con ese maleficio debido a que hace más de un año decidió suspender su carrera a los 69 años.

Ahora se dirige al retiro como el cuarto manager con más triunfos en la historia de las mayores (2.504 victorias en temporada regular), lo que seguramente lo llevara al Salón de la Fama de Cooperstown, pese a una deficiencia significativa: en 16 viajes a la postemporada --uno con Toronto, 15 con los Bravos-- los equipos de Cox capturaron sólo un título de Serie Mundial, en 1995.

Un aficionado de los Bravos sostenía un cartel implorando al equipo "Gánenlo por Bobby", pero Ross y los Gigantes no andaban de ánimo para sentimentalismos. Ni siquiera con la conveniencia de saber que el quinto juego regresaría a San Francisco y que el astro Tim Lincecum estaba descansado y preparado para trabajar después de un desempeño de dos imparables y 14 ponches en el primer juego.

Ahora, Lincecum está listo para abrir el primer juego de la serie de campeonato de la Nacional contra Roy Halladay, quien lanzó un juego sin hit la semana pasada en su debut en postemporada. Filis y Gigantes dividieron honores en seis juegos esta temporada.

Los Bravos no pudieron culpar de esta derrota a Brooks Conrad. El campocorto venezolano Alex González tuvo dos errores, incluyendo un lanzamiento alto en la decisiva séptima que le permitió a Ross anotar con dos outs. Ross conectó por la izquierda un sencillo con la casa llena que remolcó la carrera del desempate.

Conrad no jugó como titular después de cometer tres errores en el juego tres, en el que los Bravos estuvieron a un out de ganar para tomar la delantera en la serie.

Los Gigantes resistieron luego de estar dos veces abajo en el cuarto partido, con su novato Madison Bumgarner en la lomita. El zurdo, de 21 años, lanzó como un veterano, al tolerar seis imparables y dos carreras en seis entradas.

Por los Gigantes, el puertorriqueño Andrés Torres de 4-0. El dominicano Juan Uribe de 3-0 con una carrera producida. El colombiano Edgar Rentería de 1-1.

Por los Bravos, los venezolanos Omar Infante de 5-1 con una carrera anotada; y Alex González de 4-1. Los dominicanos Melky Cabrera de 2-0; y Diory Hernández de 1-0.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com