© 2010 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

10/26/10 11:42 PM ET

Otro reto para el as de los Gigantes

Tim Lincecum busca seguir su buen ritmo vs. Rangers

SAN FRANCISCO - Para sorpresa de nadie, Tim Lincecum ha brillado en la postemporada por los Gigantes de San Francisco. Y para sorpresa de nadie, el derecho fue nombrado abridor del equipo para el Juego 1 de la Serie Mundial el miércoles contra los Rangers de Texas.

Para el derecho de 26 años, ahora es cuestión de seguir con lo que viene haciendo desde que se recuperó de un fuerte tropezón en agosto.


"Timmy ha madurado tanto, no sólo como pitcher, sino cómo maneja las cosas", dijo el manager de los Gigantes, Bruce Bochy. "Cuando enfrentas obstáculos, como fue el caso hace par de meses, lo importante es cómo lidias con eso."

Bochy se refiere al mes de agosto, en el que el dos veces Cy Young de la Liga Nacional tuvo récord de 0-5 en igual número de aperturas, con efectividad de 7.82.

Con una preparación más disciplinada, además de una ayuda de su ex cátcher, el boricua Bengie Molina, Lincecum pudo salir del letargo para terminar el mes de septiembre con 5-1 y 1.94. Y en la postemporada del 2010, lleva promedio de carreras limpias de 1.93 en 23.1 entradas lanzadas, con 30 ponches.

¿Y cuál fue el rol de Molina en la recuperación de Lincecum, después de que el puertorriqueño fue cambiado de San Francisco a Texas?

El receptor le mandó mensajes de texto al derecho, dándole ánimo y confianza.

"Sí, me reafirmó que debo de ser confiado, que no debo olvidar lo que he hecho", dijo Lincecum. "Que recuerde que soy la misma persona."

Por supuesto, ya es bien conocida la influencia de Molina sobre Lincecum, siendo el boricua el receptor del lanzador en sus temporadas de Cy Young en el 2008 y el 2009.

"Lo he dicho antes y aquí lo vuelvo a decir, él ha sido la mitad de la razón por la que he llegado hasta aquí, fuera de mi padre y mi familia y mis otros compañeros", afirmó Lincecum, quien tuvo 16-10 con efectividad de 3.43 en la temporada regular del 2010. "Era él que pedía los pitcheos. Siempre parecía que conectaba ese jonrón para darnos la ventaja cuando yo lanzaba. Teníamos una conexión bastante buena cuando estaba con este equipo, y aún mantenemos el contacto fuera del béisbol."

El repunte de Lincecum ha coincidido con una mejor coordinación con el nuevo cátcher de los Gigantes, el novato Buster Posey. Pero no fue un proceso fácil.

"Uno caía en patrones cómodos o rutinas cuando estaba Bengie ahí para cada juego, pidiendo los pitcheos y encargándose de las cosas que no tenía que hacer yo", dijo Lincecum. "Es un poco difícil ponerte de acuerdo con un muchacho nuevo que está subiendo.

"Pero él (Posey) me ayudó a salir de mis letargos", continuó el diestro. "Me decía que fuera confiado, que por algo estaba aquí. Eso llegó después de lo que queríamos, pero ya lo desciframos todo."

Ahora llega el reto de los Rangers, equipo que le ha causado estragos tanto a Tampa Bay como a Nueva York en esta postemporada con su agresividad en las bases, encabezados por el primer bate venezolano Elvis Andrus.

"Sabes, cuando hay amenazas en las bases, tienes que asegurar hacer los virajes necesarios y variar las veces que lo haces", dijo Lincecum. "Sabemos que vamos a tener que hacer eso. Ellos van a ser agresivos en las bases."

Y como siempre, lo básico para un lanzador exitoso es lo que busca Lincecum en el Juego 1.

"Hay que ser agresivo en la zona, tirar strikes bajitos en la zona", afirmó. "Y si pasa algo, intentar provocar un rodado de doble-play en vez de ir por el ponche."

Con los pies sobre la tierra, el as parece estar con la mentalidad adecuada para medirse al zurdo Cliff Lee y un lineup tan fuerte como el de los Rangers.

"Saliendo de (sus malos tiempos), está aun más fuerte", dijo Bochy sobre Lincecum. "Maneja mejor las cosas, con mejor perspectiva, y creo que es mejor pelotero por lo que tuvo que pasar."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com