© 2011 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

02/08/11 12:28 AM EST

"Esta vez no se pudo"

Fue un final agridulce para Dominicana en Mayagüez

MAYAGÜEZ, Puerto Rico - Para el equipo dominicano, no se cumplió el objetivo primordial: ganar la Serie del Caribe. Sin embargo, los Toros del Este se llevaron alguna satisfacción de ganar su último compromiso y de paso eliminar a Puerto Rico.

Con su victoria por 3-0 sobre los Criollos de Caguas, los quisqueyanos empataron con los boricuas en el segundo lugar (3-3), lo cual resultó en una corona para los Yaquis, la sexta en la historia para México y la primera para el equipo de Ciudad Obregón.

"Vinimos por la corona, pero el equipo mexicano jugó mejor que todo el mundo", reconoció el segunda base de los Toros, Esteban Germán. "Nos va a tocar el segundo lugar y nada, vamos a tener que celebrar con eso."

A pesar de quedar corto de la meta, hubo ciertos aspectos positivos para la República Dominicana.

Uno fue la brillante labor monticular del cubano Raúl Valdés. El zurdo tiró 7.2 ceros en el último juego ante Puerto Rico para adjudicarse la victoria, luego de brillar en el primer encuentro del certamen contra México. En total permitió una sola limpia en 14.0 entradas, siendo nombrado al Equipo Todos Estrellas de la Serie.

En el bateo, el punto luminoso para los quisqueyanos fue el trabajo de Ruddy Yan, quien bateó .556 en 18 turnos para llevarse el título bateo del torneo y también integrar el Equipo Ideal del certamen.

"Esta es mi primera Serie del Caribe y gracias a Dios salí con el título de bateo", dijo Yan en medio de la celebración combinada entre fanáticos dominicanos y mexicanos en el Estadio Isidoro "Cholo" García. "(Fui) agresivo todo el tiempo, vine a jugar fuerte y todo salió bien."

Pues no todo. Al fin y al cabo no se alzaron con la victoria que hubieran querido.

"Pensé que no jugamos tan bien como podíamos", afirmó el manager de los Toros, Dean Treanor, en la cueva del equipo dominicano después del partido. "El terminar empatado en el segundo lugar realmente no significa nada para nosotros. Cuando vinimos fue con la intención de ganar esto." Se esfumaron las aspiraciones dominicanas esencialmente en sus dos compromisos ante México, que remontó en los últimos innings en ambas ocasiones ante el relevo de los Toros.

"Pensaba que teníamos la oportunidad de ganar esto con nuestro pitcheo", continuó el piloto. "Creo que en sentido general lanzamos bien, pero el bullpen dejó escapar par de juegos. Simple y llanamente no anotamos suficientes carreras cuando las necesitábamos. El hit importante, no lo conseguimos."

Ricardo Nanita, quien fue uno de los héroes de esta última victoria con una buena atrapada con bases llenas y dos outs en la octava entrada, se expresó filosófico luego del triunfo sobre Puerto Rico.

"No estuvimos tan bien acoplados con los refuerzos", dijo el guardabosque. "Creo que el equipo mexicano se puso bien con sus refuerzos. Hicimos lo que pudimos y quedamos en el segundo lugar.

"Esta vez no se pudo" agregó. "Pero tratamos fuerte, jugamos fuerte, que es lo que nosotros podemos controlar."

Falta poco más de ocho meses para otra temporada invernal en la República Dominicana, y en un año la edición 54 de la Serie del Caribe se celebrará en tierra quisqueyana. Para Treanor y sus pupilos, terminar el 2010-11 de esta manera tiene su parte buena y su parte mala.

"Es algo agridulce", dijo el dirigente, quien llevó a los Toros a apenas su segundo título de la Liga Dominicana en este invierno. "Creo que es una gran experiencia para todos estos muchachos pasar por esto. Sé que yo recordaré esta experiencia."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com