© 2011 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

07/11/11 7:45 PM ET

Una superestrella naciente

Asdrúbal Cabrera lo ha hecho todo para la Tribu en 2011

PHOENIX - El 2011 es el año en que Asdrúbal Cabrera por fin se ve como un pelotero completo a nivel de Grandes Ligas. Está sano, tiene una nueva madurez en el plato y está enseñando una buena defensa en el campo corto. En otras palabras, lo ha hecho todo por los Indios de Cleveland.

"Ha sido todo, ha sido la roca", dijo el manager de la Tribu, el dominicano Manny Acta, acerca del venezolano Cabrera. "Ha sido el jugador más consistente de nosotros, aparte de que hasta el día de ayer había jugado cada uno de los partidos".

Los números son extraordinarios. Al llegar al Juego de Estrellas, Cabrera batea .293, con 14 jonrones, 22 dobles, 51 empujadas y un impresionante OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .836, además de 12 bases robadas.

El poder que ha exhibido llama bastante la atención. A nivel de Grandes Ligas nunca había disparado más de seis cuadrangulares, y en liga menor su total máximo para una temporada fue de ocho.

¿Cuál ha sido el secreto del éxito este año para el torpedero titular del equipo de la Liga Americana?

"Mantenerme en salud", contestó Cabrera. "He venido trabajando todos los días para mantenerme saludable y en forma, y para demostrarle a la gente de lo que soy capaz".

Cabrera ha sufrido su cuota de tropezones desde que subió a la Gran Carpa por primera vez en el 2007. Esa temporada llegó a los Indios para jugar en la segunda base y le dio un buen impulso al equipo, que por poco gana el banderín de la Liga Americana.

Al año siguiente, comenzó tan lento que fue enviado a liga menor por un tiempo, antes de regresar definitivamente al equipo grande en esa misma campaña. Desde el 2009 es torpedero regular del equipo, pero una fractura en el antebrazo izquierdo lo limitó a 97 juegos la temporada pasada.

Ahora, en plena salud, está brillando en todos los aspectos del juego, contento de estar en las paradas cortas, su posición de siempre.

"Es la posición que toda mi vida he jugado", dijo. "Es la posición que he jugado desde pequeño, también desde que firmé".

En el 2009, los Indios le abrieron paso en el campo corto y trasladaron al dominicano Jhonny Peralta a la tercera. La verdad es que para el segundo, el cambio no fue positivo y luego sería cambiado a Detroit.

Lo curioso del caso es que ahora en los Tigres, Peralta tiene números bien similares a Cabrera, y éstos dos están ahí mismo en los lideratos entre los torpederos de la Liga Americana en jonrones (empatados con 14), empujadas (Cabrera primero con 51, Peralta segundo con 50) y OPS (Peralta primero con .891, Cabrera segundo con .836).

La diferencia, desde el punto de vista de los Indios, es el alcance en dicha posición de Cabrera a sus 25 años.

"Ha jugado una defensa extraordinaria para nosotros", afirmó Acta.

Con Acta, el colombiano Orlando Cabrera y el dominicano Carlos Santana, entre muchos otros en el equipo de Cleveland, se ha notado un ambiente latino en el clubhouse de la Tribu. Es un elemento bien positivo dentro del afán de una temporada de 162 juegos.

"Es bastante bueno", dijo Cabrera al respecto. "Nos da esa confianza. Es diferente la cultura latina a la americana. Nos mantenemos unidos en la comunicación, que es bastante importante en este equipo".

SEGUNDA MITAD AL ROJO VIVO
Ahora bien, son los Tigres de Peralta, Miguel Cabrera y Justin Verlander que han sido la mayor competencia para los sorpresivos Indios en la División Central de la Liga Americana. Detroit le lleva ventaja de medio juego ahora mismo, y la lucha promete estar al rojo vivo hasta el final.

"No estamos pasando por un buen momento", afirmó el oriundo de Puerto la Cruz, refiriéndose a las tres derrotas seguidas del equipo frente a Toronto en el fin de semana. "Pero somos un equipo que siempre hemos peleado para seguir como estamos. Va a ser bastante difícil la pelea, pero estamos trabajando para estar como estamos ahora".

Y si la Tribu pretende seguir en la pelea, definitivamente Asdrúbal tendrá que ser parte importante del ataque.

"Ha lidereado como un guerrero", enfatizó Acta. "Ofensivamente y defensivamente, además del liderazgo que está enseñando en el clubhouse".

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com