© 2011 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

07/13/11 12:54 AM ET

Estacazos, lesiones...y otro triunfo Nacional

Hubo de todo un poco en el 82 Juego de Estrellas

PHOENIX -- Después de pasarse 14 años sin una victoria en el Juego de Estrellas entre 1996 y el 2009-fueron 13 derrotas y un empate en el 2002-la Liga Nacional ganó su segundo Clásico de Media Temporada en forma consecutiva al vencer a la Liga Americana por 5-1 en el Chase Field de Phoenix.

Ante 47,994 fanáticos-casa llena-dos figuras del Festival de Jonrones del lunes volvieron a tomar protagonismo en el 82 Juego de Estrellas: el mexicano Adrián González por la Liga Americana y Prince Fielder por la Nacional.

González, de los Medias Rojas, prendió la pizarra con jonrón en el cuarto inning frente a Cliff Lee de los Filis.

"Cometí un error ante González", dijo Lee acerca del pitcheo con el que el mexicano, subcampeón del Festival de Jonrones, disparó el primer cuadrangular de la Liga Americana en Juegos de Estrellas desde que lo hizo J.D. Drew, también de Boston, en el 2008. "Le tiré un cutter (recta cortada) y quedó en el medio."

Pero en la parte baja de la misma entrada, respondió Fielder-el Jugador Más Valioso del partido-- al dar un estacazo con dos a bordo ante C.J. Wilson para darle la ventaja definitiva al Viejo Circuito.

En el caso de Fielder, fue un cambio de 180 grados en cuanto a su popularidad ante los fanáticos de los Diamondbacks aquí. El lunes durante el Festival de Jonrones, fue abucheado por dejar fuera del evento a Justin Upton, del equipo de Arizona. Pero al conectar su cuadrangular por la Liga Nacional el martes, gozó del apoyo de los aficionados del desierto.

"Entendí eso (de los abucheos)", dijo Fielder. "Pero un jonrón, obviamente eso cambiaría las cosas, porque nos ayudó a ganar el juego."

Mucho se habló aquí de la ausencia de varios pitchers de peso por la Liga Americana-CC Sabathia y Justin Verlander, que lanzaron el domingo, y David Price, que sufrió una ligera lesión en el pie.

Además de ellos, Josh Beckett sintió dolores en la rodilla derecha que se lastimó el viernes al calentar, y no pudo entrar al partido en el segundo inning. Por lo tanto, el manager del Joven Circuito, Ron Washington, tuvo que acudir a David Robertson de los Yankees.

"Sabes, tuvimos que hacer un ajuste, pero así es este juego", dijo el capataz de los Rangers. "Pero sí pudimos poner un buen pitcheo ahí. No vamos a poner como escusa no contar con Josh."

Del otro lado, el manager de la Nacional, Bruce Bochy, gozó de la disponibilidad de una larga lista de lanzadores estelares que al final permitieron una sola carrera y seis hits.

"Fue buenísimo tener el pitcheo preparado como lo teníamos", afirmó Bochy, dirigente de los Gigantes de San Francisco. "Sentíamos que estábamos cubiertos temprano en el juego (con los abridores) y luego en el sexto, séptimo, octavo y noveno, pensábamos que teníamos los relevistas que nos ayudarían."

De su parte, Beckett afirmó que la lesión de la rodilla no debe de evitar que haga su próxima salida programada para el domingo vs. Tampa Bay.

"No creo", dijo. "Pude haber pitchado. Este juego significa mucho con la ventaja de casa (de la Serie Mundial) y todo, pero quedan cosas importantes más adelante."

Además del venezolano Miguel Cabrera, quien salió con una distensión en el oblicuo derecho, hubo un susto con el dominicano José Bautista, quien en el segundo inning hizo una gran atrapada por la pared del jardín derecho en territorio foul, con un choque fuerte en la rodilla.

"Fue una jugada agresiva pero pensé que tenía chance", dijo Bautista. "Al estar cerca de la pared, sabía que tenía que deslizarme, arriesgarme y la bola terminó en el guante.

"Me enorgullezco mucho por mi defensa", continuó el toletero de los Azulejos. "Trato de prepararme bien."

Ahora por segunda temporada seguida, el equipo de la Nacional tendrá la ventaja de local en la Serie Mundial. El año pasado los Gigantes aprovecharon para ganar en San Francisco los primeros dos encuentros del Clásico de Otoño, rumbo a una victoria 4-1 en la Serie.

Bochy, más que nadie, entiende la ventaja.

"Se lo mencioné a los jugadores", afirmó el piloto. "Cuando comenzó la Serie Mundial, fue una buena forma de empezar la serie. De verdad te beneficia.

"Entonces, ése fue el mensaje, lo importante que fue para nosotros, lo importante que era el juego; volverlo a hacer por el campeón de la Liga Nacional. Los muchachos cumplieron, jugamos bien y damos unos hits importantes."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com