© 2011 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

10/28/11 12:19 PM ET

Se ganó a pulso el reconocimiento

David Freese empujó 21 carreras durante la postemporada

SAN LUIS -- Albert Pujols intuyó algo especial sobre David Freese desde el momento que el tercera base llegó a los Cardenales de San Luis.

Freese era impetuosos, pero al mismo tiempo humilde y trabajador. Fue así que el mejor pelotero de su generación decidió ser el mentor de Freese, guiándole por el camino correcto. Y eso condujo a Freese a ser laureado como el Jugador Más Valioso del undécimo campeonato de Serie Mundial de los Cardenales de San Luis.

"Como lo dijo desde el principio, no sabría describir lo que David Freese ha significado", dijo Pujols tras la victoria 6-2 de los Cardenales sobre los Rangers en el séptimo juego el viernes en la noche. "El poder haber superado todo los obstáculos que enfrentó en su carrera te demuestra la calidad de individuo que es".

"Uno aprende de todos esos veteranos", dijo Freese. "Y no estaría aquí sin ellos".

La estrella menos esperada en un equipo lleno de luminarias, Freese bateó para .348 en la serie con siete impulsadas, tres dobles y un jonrón enorme.

Es el cuarto jugador de los Cardenales en ser nombrado Jugador Más Valioso, uniéndose al lanzador Bob Gibson en 1964 y 1967, al receptor Darrell Porter en 1982 y a David Eckstein en la victoria de 2006 ante Detroit.

Freese remolcó 21 carreras en la postemporada, pulverizando el récord previo.

"Uno lucha para esto", dijo Freese. "A veces las cosas no te salen, te lesionas, te ocurren cosas tontas, pero no te rindes nunca. Te rodeas con compañeros como los que tenemos en este equipo. Estoy muy feliz de ser parte de esto".

El muchacho de Texas que se crió en suburbio de San Luis conectó un jonrón de tres carreras en el sexto juego de la serie de campeonato de la Liga Nacional ante Milwaukee, el primer acto de su sensacional actuación durante el mes de octubre.

Lo que hizo después en el Clásico de Otoño le convirtió en el sexto pelotero en ser elegido como el más valioso tanto en la serie de campeonato como en la Serie Mundial.

A un strike de quedar eliminados en el sexto juego, el héroe de los Cardenales pegó el triplete de dos carreras del empate en la novena entrada el jueves. Freese luego hizo algo mejor: conectó un jonrón al inicio de la undécima, que dio a San Luis una dramática victoria sobre los Rangers y obligó un séptimo partido por primera vez desde 2002,

El viernes, Freese bateó un doblete de dos carreras en la primera entrada para empatar 2-2 el juego.

Jugando una sólida defensa en tercera base y recibiendo un par de bases por bolas que ayudaron a sumar carreras, Freese fue otra vez clave.

"Esto significa todo", dijo Freese.

Cuando se obtuvo el último out, Freese alzó sus brazos al aire y se lanzó al montículo, donde se unió a una multitud feliz mientras caía confeti desde las tribunas en el Busch Stadium.

Frecuentemente perdido en una alineación de muchas carreras que incluía al dominicano Albert Pujols, Matt Holliday y Lance Berkman, Freese dejó su huella en la etapa más importante del béisbol.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com