© 2011 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

10/29/11 3:21 AM ET

¿Con un pie fuera de San Luis?

Futuro de Albert Pujols es el tema a seguir ahora

SAN LUIS -- De principio a fin en la postemporada, el comentario fue siempre obligado: este puede ser el último turno de Albert Pujols con los Cardenales de San Luis.

Y al final, ¿cuál fue el último turno? Fue un ponche abanicando la brisa en el séptimo inning del séptimo juego de la Serie Mundial.

Pero sus Cardenales de San Luis vencieron el viernes 6-2 a los Rangers de Texas para atrapar la 11ma corona de su historia.

Pujols se fue de 2-0, recibió una base por bolas y también le dieron un pelotazo, en el que pudo haber sido el último juego de una carrera de 11 temporadas.

Todo un icono en San Luis desde su fantástica irrupción en 2001, cuando tenía 21 años, Pujols no conoce otro uniforme.

Pero ahora puede declararse agente libre por primera vez y existe la posibilidad de que el ídolo pueda irse.

"Ahora mismo no pienso en eso, ahora mismo estoy celebrando que somos campeones", dijo Pujols. "Gracias a Dios por darme la oportunidad de ser parte de los Cardenales".

"Este es un momento para celebrar este campeonato. Es mi segundo y nadie sabe si será el último. Ya llegará el momento para poder pensar sobre mi futuro".

Tras una campaña en la que fue de menos a más, Pujols fue inmenso este octubre y ratificó porqué se dice que es el pelotero más completo de las mayores.

Su actuación en el tercer juego del Clásico de Otoño, al disparar tres jonrones, debe quedar como el momento cumbre de su carrera. Emulando a Babe Ruth y Reggie Jackson, esa noche en Arlington, Texas, fue quizás una de las exhibiciones más exquisitas de bateo en la historia. También empató récords con sus cinco hits y seis remolcadas.

En cierta medida, los Cardenales postergaron durante un mes la discusión sobre el futuro de Pujols.

El tercer juego fue realmente el único en el que Pujols se destacó sobre sus demás compañeros al batear sólo un hit adicional en los otros seis juegos.

Su promedio fue de .240. Los Rangers le tenían pánico al tercer bate de los Cardenales, lo cual se evidenció con cinco boletos intencionales. Uno de esos pasaportes fue con las bases limpias, algo inédito en el clásico.

Fue el mismo libreto de la Serie Mundial de 2006, en la que apenas bateó para .200 y una impulsada. Pero su presencia en la alineación fue vital para salir triunfantes en cinco juegos sobre los Tigres de Detroit.

"Lo que es verdaderamente importante es poder alzar el trofeo de campeón, ver la alegría de todos en esta organización y de toda la ciudad de San Luis", dijo el primera base dominicano.

Pujols fue el primer jugador en la historia de las mayores en conectar 30 jonrones, impulsar 100 carreras y batear para .300 en cada una de sus primeras 10 temporadas.

Este año disparó 37 jonrones, pero se quedó corto por muy poco de extender las otras dos al redondear promedio de .299 y remolcar 99 anotaciones.

Lo que sigue tras la Serie Mundial es un periodo de incertidumbre, con la gran interrogante en torno a si los Cardenales tendrán los suficientes recursos para satisfacer lo que desea Pujols, quien se embolsó 111 millones de dólares en las últimas ocho campañas.

El dominicano tiene 31 años y se ha dicho que busca un contrato a largo plazo, tal vez que se extiende hasta que cumpla los 40.

También se comenta que quiere conseguir el pacto más lucrativo de la historia y así sobrepasar el monto de 275 millones de dólares que Alex Rodríguez convino con los Yanquis de Nueva York para abarcar las temporadas de 2008-17.

Las partes se mantuvieron sin decir nada durante toda la temporada, luego que no lograron llegar a un acuerdo antes del inicio de los entrenamientos de primavera.

Los Cardenales tienen atadas a mediano plazo a varias de sus piezas claves, como los ases Chris Carpenter y Adam Wainwright, además de los jardineros Matt Holliday y Lance Berkman.

Si Pujols se va, no sería el fin del mundo para los Cardenales: podrían instalar a Berkman en la inicial y darle la titularidad a Allen Craig, quien se destapó este octubre, en el bosque derecho.

El dinero que sobre podría ser invertido para cubrir otras necesidad.

Pero el deseo de la afición es que se quede para que emule al legendario Stan Musial, quien completó toda su carrera de 22 temporadas con los Cardenales. Algún día una estatua enorme de Pujols podría acompañar a la de Musial en el Busch Stadium.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com