© 2011 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

11/16/11 2:00 PM EST

Gibson y Maddon, Managers del Año

NUEVA YORK -- Uno hizo remontar dramáticamente a un modesto equipo que comenzó el último mes casi fuera de carrera, mientras que el otro resucitó a una franquicia que el año anterior había quedado en la cola de su división.

Por segunda vez en cuatro temporadas, Joe Maddon se erigió como el Manager del Año de la Liga Americana, esta vez al conducir a los Rays de Tampa Bay a una sensacional reacción en septiembre en la que borraron una desventaja de nueve juegos para clasificarse a los playoffs con el wild card.

En su primera campaña completa como piloto, Kirk Gibson obtuvo el premio de la Liga Nacional al llevar a los Diamondbacks Arizona del último lugar al título de la División Oeste.

Maddon, quien previamente ganó el laurel en 2008, se impuso abrumadoramente en la votación de la Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica, difundida el miércoles.

El dirigente de 57 años fue primero en 26 de las 28 papeletas para acumular 133 puntos. Fue escoltado por Jim Leyland de Detroit con 54 puntos y Ron Washington de Texas con 31.

La victoria de Gibson, de 54 años, también fue amplia, al quedar primero en 28 de las 32 papeletas. Totalizó 152 puntos para superar a Ron Roenicke de Milwaukee con 92 y Tony La Russa de San Luis con 24.

Tampa Bay superó un rosario de adversidades para clasificarse a la postemporada por tercera vez en cuatro años y buena parte del crédito corresponde a Maddon, cuyo carisma y dotes de líder fueron más vitales que nunca en un club cuya nómina de 42 millones de dólares fue la segunda más baja en las mayores al inicio de la campaña.

Nadie apostaba por unos Rays que perdieron en la agencia libre a Carl Crawford, Carlos Peña y prácticamente todo el bullpen. Matt Garza fue transferido a los Cachorros. Manny Ramírez, a quien había contratado durante el receso, prefirió retirarse para evitar cumplir una suspensión de 100 juegos por un nuevo positivo por dopaje.

También comenzaron con marca de 1-8 y, como si fuera poco, en el último juego de la temporada regular remontaron un marcador adverso de 7-0 ante los Yanquis para llevarse el wild card.

Pero a Maddon le fascina asumir tales desafíos.

"Creo que todo manager quisiera dirigir a los Rays de Tampa Bay", dijo Maddon en una teleconferencia. "Es un equipo que representa lo más puro del béisbol".

"No existe mejor lugar para trabajar en las Grandes Ligas que Tampa Bay", añadió.

Arizona tampoco era un equipo que generaba expectativas dentro de una división en la que los Gigantes de San Francisco, los campeones de la Serie Mundial de 2010, eran los favoritos.

Pero Gibson se encargó de reanimar a los Diamondbacks, que redondearon foja de 94-68 para coronarse en la división tras terminar 65-87 el año previo. Arizona sucumbió ante Milwaukee en la primera ronda de los playoffs, una serie que se definió en el décimo inning del quinto y último juego.

"Claro que tenía una visión", declaró Gibson, quien como jugador salió dos veces campeón en la Serie Mundial, con Detroit y los Dodgers. "Pero no fue algo que se debió exclusivamente a mí".

Gibson se convirtió en el cuarto ex Jugador Más Valioso que gana el Manager del Año, una lista que incluye a Joe Torre, Don Baylor y Frank Robinson.

En forma idéntica a los Rays, los Cardenales de La Russa también remontaron un enorme déficit en el mes de septiembre y al final conquistaron la Serie Mundial.

La votación se realiza al final de la campaña regular.

Maddon es el séptimo manager que repite con el premio de la Americana. La Russa lo hizo tres veces en la Americana y en una en la Nacional.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com