© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

03/25/12 5:16 PM ET

Ventura trae un estilo diferente a M. Blancas

En Chicago han dejado de estar pendientes de la cuenta en Twitter de Ozzie Guillén.

Después de ocho temporadas, los Medias Blancas ya no tendrán al venezolano como dirigente, privándose de su fuerte personalidad y su innata capacidad para opinar de todo con brutal honestidad.

El nuevo manager es Robin Ventura, el tercera base de la franquicia en la década de los 90. Y su forma de ser --relajado e incapaz de soltar palabras subidas de tono-- es totalmente opuesta a la de Guillén.

"No lo veo como si estuviese reemplazándolo", afirma Ventura. "Yo nada más estoy contento de de encontrarme en esta posición con los Medias Blancas.

Ventura sabe del legado de Guillén, sobre todo el campeonato de la Serie Mundial ganado en 2005, el cual puso fin a una espera de 88 años.

"Me siento orgulloso con lo que él pudo lograr y yo me limito a seguir adelante", dice.

------

CAMBIOS A GRANEL

Un nuevo jefe en la cueva no es lo único que ha cambiado en un equipo que decepcionó enormemente el año pasado al terminar con marca de 79-83, terceros en la división Central de la Liga Americana.

Mark Buehrle, pieza fija de la rotación durante 10 años, siguió los pasos de Guillén al firmar contrato con los Marlins de Miami.

Canjearon a su Carlos Quentín (su bateador más productivo) y a Sergio Santos (el cerrador), además de dejar partir al jardinero Juan Pierre.

El pasar revista a los pronósticos es desalentador: Chicago puede quedar en el último puesto de una división.

Los Tigres de Detroit, los actuales campeones de la Central, añadieron el bate de Prince Fielder a un grupo que incluía a Justin Verlander (ganador del Cy Young y jugador más valioso) y el toletero venezolano Miguel Cabrera.

En su primera campaña como piloto, Ventura no parece intimidarse con el perfil bajo que rodea a los Medias Blancas.

"Seguimos con los mismos objetivos. Aquí estamos para ganar juegos y tenemos que buscar la forma de hacerlo. No vamos a regalarle nada a nadie", dice.

Este es un equipo completamente necesitado de repuntes de tres jugadores que hace un año fueron un desastre: el bateador designado Adam Dunn, el jardinero derecho Alex Ríos y el segunda base Gordon Beckham.

------

¿PODRA ADAM DUNN HACER VALER SU CONTRATO?

Dunn fue a quien peor le fue al batear para .159 con 11 jonrones y 42 impulsadas. También batió un récord de la franquicia con 177 ponches. Apenas por unos turnos no quedó con el peor promedio de un bateador que no es pitcher en la era moderna.

Esto no son los números con los que alguien debe dar comienzo al primer año de un contrato de cuatro por 56 millones de dólares. Este no era el temido bateador zurdo que esperaban iba a asociarse junto al inicialista Paul Konerko.

¿Qué le pasó?

A todas luces, Dunn se vio afectado por el cambio de liga. De uno de los bateadores más productivos en la Nacional (88 remolcadas como promedio en 11 años), la tarea de dedicarse exclusivamente al puesto de designado fue contraproducente.

Los Medias Blancas confían en que lo ocurrido fue la excepción a la regla.

"Si existe alguien que puede superar esto y dejar atrás la aberración que fue (el año pasado), pues es alguien como él por toda su trayectoria", dijo el gerente Ken Williams.

En otros frentes, Chicago también cifras esperanzas en que el jardinero central dominicano Alejandro De Aza (.329 en 54 juegos la pasada temporada pueda ser la respuesta tras la partida de Juan Pierre.

También esperan que la promesa de talento del cubano Dayan Viciedo se haga realidad al reemplazar a Quentín en el jardinero izquierdo.

Viciedo será uno de dos cubanos en la alineación, acompañando al campocorto Alexei Ramírez. Luego de asentarse como titular, Brent Morel se mantiene en la antesala.

Aún quedan un par de históricos del equipo campeón de 2005.

Konerko, con 36 años, emprende su 14ta campaña con los Medias Blancas. Viene de una campaña con .300 de promedio, 31 jonrones y 105 impulsadas. El otro es el receptor A.J. Pierzynski.

------

TODO DEPENDE DE LA ROTACION:

Lo que puede marcar la suerte para Chicago será el desempeño de su rotación abridor.

 • Que el nuevo as John Danks precisa tener un buen arranque, no el inicio 0-8 del año pasado. Danks acaba de firmar un contrato de cinco años y 65 millones de dólares.

 • Que un Jake Peavy sin lesiones pueda aportar, ya que no termina una temporada completa desde que llegó en 2009.

 • Que el zurdo Chris Sale, la primera selección del draft de 2010, no falle como abridor tras debutar como relevista. Sale subió a las mayores luego de apenas 11 actuaciones en las menores.

Gavin Floyd, mencionado constantemente en rumores de canje tras una temporada con foja de 12-13, y Phil Humber (9-9) redondean la rotación.

Con el traspaso de Santos a Toronto, luego de conseguir 30 rescates en su primer año como cerrador, Matt Thornton asoma como el reemplazante. Thornton ya fue el taponero al iniciar la pasada campaña, pero le quitaron la tarea tras malograr cuatro oportunidades de rescates. Jesse Crain y Will Ohman también se destacan en el bullpen.

"Chris Sale es de lo mejores portentos físicos que he visto", dice Peavey. "Su impacto en la rotación será algo enorme".

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com