© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

07/10/12 8:02 PM ET

Selig pondera cambios en el Derby

KANSAS CITY -- Inesperadamente, la tarea de ser el capitán de un equipo en el Derby de Jonrones puede traerle dolores de cabeza al responsable.

Pregúnteselo a Robinson Canó, víctima de un abucheo monumental cuando le tocó participar el lunes en la exhibición del día previo del Juego de Estrellas. Todo por no haber incluido en su equipo a un representante de los dueños de casa, en este caso Billy Butler de los Reales de Kansas City.

El dominicano Canó puso buena cara el martes al afirmar que no guardaba "nada de resentimiento" hacia los aficionados de los Reales.

"No tengo problemas con los fanáticos, me gusta jugar acá", dijo el segunda base de los Yanquis de Nueva York. "Esto es parte del juego, uno tiene que saber asimilarlo. No tengo que enfadarme".

Canó fue el campeón del derby del año pasado, en el que fijó un récord de 12 jonrones en la vuelta final y 32 en total.

Pero la noche del lunes no pudo sacar ningún batazo del Kauffman Stadium en sus 10 primeros intentos, mientras los fanáticos le abucheaban sin misericordia y entonaban el nombre de Butler. Hasta una avioneta sobrevoló el estadio con una pancarta que mostraba un mensaje anti Canó.

Canó seleccionó a su compatriota José Bautista de Toronto, Prince Fielder de Detroit y Mark Trumbo de los Angelinos de Los Angeles. Fielder ganó por segunda vez un derby al vencer a Bautista en la ronda final. "

"Hice la selección correcta. Mi equipo ganó", resaltó Canó.

El tema fue abordado por el comisionado de las Grandes Ligas, Bud Selig, y el presidente del sindicato, Michael Weiner, ambos decepcionados con la reacción de los aficionados.

"Robinson Canó eligió a los jugadores que creyó que tenían el mérito para hacerlo", declaró Selig en una conversación con la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica. "Aunque entiendo el sentimiento de la gente de Kansas City por Billy Butler, la verdad es que lo ocurrido anoche me dejó un mal sabor".

Weiner señaló que los fanáticos se pasaron de la raya.

"Fue algo que fue más allá de los abucheos normales, sobre todo para un evento como ese", dijo el dirigente del gremio de los peloteros. "Pero Robinson Canó creció en la República Dominicana, juega en el Bronx, su equipo son los Yanquis. Creo que no tendrá traumas".

Selig consideró posible que se tome en cuenta la posibilidad de establecer como algo fijo que el club de la ciudad anfitriona automáticamente tenga un representante en el derby. La próxima edición será en el Citi Field de los Mets de Nueva York.

"No creo que pueda darse algo peor a lo de anoche", dijo Selig cuando le preguntaron si los aficionados de Nueva York responderían de manera adversa si David Wright u otro no es citado.

Canó, por su lado, señaló, "me muero de ganas para la próxima temporada, regresar aquí y jugar contra los Reales".

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com