© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

08/28/12 2:40 PM ET

El Rey indiscutible del montículo

Félix Hernández exhibe un dominio histórico desde junio

MINNEAPOLIS - Por lo menos Liam Hendriks tendrá una historia para contar. Cuando te enfrentas a Félix Hernández hoy en día, eso es prácticamente lo único que puedes aspirar.

Hendriks, joven lanzador de los Mellizos, lanzó el juego de su vida el lunes; con la excepción de una recta que no falló por mucho en su localización, el derecho luchó tú a tú con el Rey Félix. Pero cuando se trata del diestro venezolano, un solo error te va a costar la victoria.

A esta altura de la temporada, no hay mejor pitcher que Hernández, as de los Marineros. Lleva casi media campaña lanzando a un nivel que hasta algunos inmortales de Cooperstown no alcanzaron durante períodos de más de dos semanas.

"Él sabe inventar algunas cosas", dijo acerca de Hernández el manager de los Mellizos, Ron Gardenhire. "Es capaz de hacer cosas que muchos otros lanzadores no pueden."

Tal vez lo más impresionante de Hernández sea las diferentes maneras en que puede dominar a la oposición. Lo puede hacer de una forma espectacular, como hace casi dos semanas cuando le tiró un juego perfecto a los Rays. O puede hacerlo de una manera más sutil, como el lunes cuando le ganó 1-0 a Minnesota.

El venezolano ponchó a cinco bateadores en el Target Field, una cantidad bastante respetable. Pero el lunes los outs llegaron más que nada vía los roletazos al cuadro. Contra los Mellizos, Hernández consiguió 16 outs con rodados y tres con elevados. Cuando cuentas con un cuadro interior como el de Seattle, es una buena manera de ganar un partido.

"Es una grandeza diferente", dijo el torpedero de los Marineros, Brendan Ryan, quien ha jugado detrás de muchos ases en su carrera. "No está tratando de pasarte con una recta de 96 (millas por hora), sino que está tratando de dejar que la acción (del pitcheo) y la localización lo dicten todo."

Claro, Hernández puede tirar a 96. Y a veces lo hace. Pero por cada actuación dominante de 12 ponches, el venezolano brinda un juego como el del lunes, cuando localizó sus lanzamientos arriba y abajo, adentro y afuera. Tiró tres de sus pitcheos de strike y contó con una mezcla mágica de buen material y buena localización-algo con el que sueña todo lanzador. Tuvo que utilizar solamente 100 pitcheos, la tercera menor cantidad para un juego completo de nueve innings en su carrera.

"He estado consistente en los últimos dos meses", dijo Hernández. "Sólo trato de tirar strikes, irme arriba en el conteo y mezclar todos mis pitcheos."

Oh, ¿eso es todo? Son pocos los lanzadores que pueden hacer lo que hace Hernández. Stephen Strasburg cabe en la lista, Justin Verlander también. Ese trío podría estar solo a la hora de hablar de pitchers con tres lanzamientos diferentes de la calidad del arsenal de Hernández.

Su recta tiene-más bien sus rectas tienen-velocidad, movimiento y localización. Su curva, una especialidad de su repertorio el lunes, puede servir de strike y pitcheo para que el bateador se vaya a pescar. Y su cambio es simple y llanamente algo injusto para la oposición.

"Está tirando (la recta) como a 94 (millas por hora)", dijo el cátcher de los Marineros, John Jaso. "Entonces, está cortando (rompiendo) más tarde y los bateadores se están amarrando, o están tirándoles a lanzamientos que terminan fuera de la zona. Y luego es lo mismo con su recta de dos costuras; ese movimiento tardío le está beneficiando de verdad."

Desde mediados de junio, Hernández lleva marca de 9-0 con efectividad de 1.40 y cinco blanqueadas. Ningún otro pitcher de Grandes Ligas tiene promedio de carreras limpias de menos de .200 en ese lapso. Ha permitido dos jonrones en 109.0 innings. Ningún otro lanzador con hasta 60.0 entradas en ese tiempo ha permitido menos de tres.

Las blanqueadas no sólo representan la mayor cantidad desde junio, sino que con cinco Hernández lleva la mayor cantidad de un lanzador derecho en Grandes Ligas en más de dos décadas. El último diestro en tirar más en una temporada fue Tim Belcher en 1989. Sólo Randy Johnson y Cliff Lee, zurdos con seis cada uno, han llegado a blanquear tanto en una temporada desde ese año.

Hernández lo ha hecho en poco más de dos meses. Una cosa es estar en un buen momento. Otra es lo que viene haciendo el Rey Félix.

"(La oposición) sabe de antemano que va a ser una batalla", dijo Jaso. "Cuando (Hernández) empieza a tirar su material venenoso, no dicen nada como, 'Eso es nuevo'. Es el mismo material."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com