© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

09/19/12 2:23 PM ET

Por una mayor consciencia

Azulejos buscan una mejor conducta de Yunel Escobar

NUEVA YORK -- Al suspender a Yunel Escobar el martes, los Azulejos le enviaron un mensaje claro al cubano que las frases homofóbicas-sin importar el contexto ni la intención-no serán toleradas por el equipo. Pero falta más trabajo por hacerse con el torpedero de 29 años, quien fue suspendido por tres juegos sin pago.

Algo que Toronto le quiere inculcar a Escobar es la profesionalidad que la organización le exige a todo jugador que viste el uniforme de los Azulejos.

"En cuanto al equipo, se entiende que hay un nivel mínimo de profesionalismo que se supone cubre cómo sales al terreno y cómo te conduces", dijo el manager de los Azulejos, John Farrell. "Es algo que hemos hablado en repetidas ocasiones. Respetar el juego y tomar en cuenta a los fanáticos que vienen a los estadios y ven a los jugadores individuales.

"Definitivamente, hay una responsabilidad como modelo para la juventud que algunos de los peloteros no saben o no quieren asumir", continuó el capataz. "Pero es parte de ser un ligamayorista."

Escobar, quien fue suspendido por el equipo al usar una cintilla negra debajo de los ojos con la frase escrita "Tú ere(s) maric..." durante el partido de Toronto el sábado vs. Boston, ha salido al terreno muchas veces con mensajes o palabras escritas en dicha cintilla negra que reduce el resplandor del sol. Farrell nunca le ha puesto atención a eso y reconoció que el sábado ni cuenta se dio de lo que llevaba escrito en la cintilla Escobar.

Sin embargo, eso cambiará después de este incidente.

"Sin dudas", afirmó el manager, "para evitar esto en el futuro. Tenemos que monitorear eso mucho más, hasta el punto de recomendar fuertemente que nadie escriba nada."

Farrell expresó que en un principio quedó sorprendido y decepcionado cuando supo el lunes lo que había hecho Escobar. Farrell, el gerente general de Toronto Alex Anthopoulos y Escobar hablaron con el equipo antes de una rueda de prensa el martes por la tarde en Nueva York. En dicha conversación Escobar les pidió disculpas a sus compañeros, pero el dominicano Carlos Villanueva dijo que eso no importa si el paracorto no aprende de sus errores.

"Aunque (dicha expresión) se use entre los muchachos latinos y bromeemos con eso en nuestros países, no es correcto-sea como una broma o no", dijo Villanueva.

"Él dijo, 'Es algo sencillo lo que hice', pero sabes, no lo es y hay que saber eso", continuó el derecho quisqueyano. "No debe llegarse a todo esto para que uno lo sepa."

Al igual que Villanueva, Escobar y el veterano venezolano Omar Vizquel afirmaron que el término que le costó al cubano tres juegos es bien común entre los peloteros latinoamericanos. Pero Farrell afirmó que los jugadores tienen que entender que lo que se tolera en el clubhouse tal vez no se acepte entre el público.

"Sin importar el área de la vida, hay que saber qué se acepta y qué no", manifestó el dirigente. "Un comentario que pueda tener poca importancia en la mente puede llegarle a todo el mundo, en esta época de las informaciones accesibles.

"Hay videos que van a todas partes. Lo que puedas decir en una conversación privada, pues si está proyectado desde tu cuerpo, estás hablando con todo el mundo."

Mientras cumpla su suspensión, Escobar no puede estar en el estadio con los Azulejos. El cubano está programado para volver al equipo de Toronto el viernes para el inicio su serie contra los Rays en Tampa Bay.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com