© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

09/21/12 12:37 PM ET

Sólo un primer paso

Los Rojos saben que queda mucho trabajo por hacerse

CINCINNATI - No hubo champán, abrazos ni bailadera. Todo se hizo como de rutina en el clubhouse de los Rojos el jueves, luego de la victoria del equipo sobre los Cachorros el jueves.

Sin embargo, no fue un triunfo cualquiera. Con su barrida propinada a Chicago, Cincinnati se convirtió en el primer equipo de Grandes Ligas en procurar un puesto en los playoffs del 2012 (más adelante los Nacionales también aseguraron su pase a la postemporada). Como mínimo, los Rojos tendrán uno de los comodines de la Liga Nacional.

Sin embargo, la frase clave es "como mínimo".

"Es el primer paso de muchos", dijo el gerente general de los Rojos, Walt Jocketty.

El primera base de Cincinnati, Joey Votto, no quiso que pasara desapercibido el logro del equipo.

"Al principio de la temporada, si alguien nos hubiera preguntado si conseguir uno de los comodines iba a representar una campaña exitosa, creo que todos hubiésemos dicho que sí", expresó el inicialista. "Creo que deberíamos estar orgullosos del trabajo y la persistencia. En sentido general, creo que hemos hecho un buen trabajo."

Por supuesto, con una ventaja de 11 juegos sobre los Cardenales en la Central de la Liga Nacional, el procurar uno de los comodines fue pura formalidad para los Rojos, quienes están a punto de asegurar el título divisional.

Sin embargo, quedan muchas cosas por definirse cuando se trata de los playoffs del Viejo Circuito. Los Rojos y los Nacionales disputan la mejor marca de la Liga Nacional y la ventaja de local que va con eso. Cincinnati llegó al viernes a medio juego de Washington en ese sentido.

"Este fue un solo juego", dijo Chris Speier, quien ha dirigido a los Rojos ante la ausencia del manger Dusty Baker, quien fue internado en Chicago para tratarse de una arritmia. "Es sólo un paso que hemos tenido en mente desde los entrenamientos. Lo importante es ganar y llegar lejos. Como los demás equipos que se pone en esta situación, estamos pensando en la Serie Mundial. Es un solo paso. Seguiremos luchando."

A los Rojos les quedan 12 partidos en la temporada regular, todos contra equipos con esperanzas de clasificar vía uno de los comodines.

Se medirán a los Dodgers y los Cerveceros en casa, antes de terminar la campaña en la ruta contra los Piratas y los Cardenales.

"Queda mucho trabajo por hacerse", dijo el relevista de Cincinnati, Sean Marshall. "Aún quedan dos semanas en la temporada. Por supuesto, queremos terminar fuerte y encendernos al final. Tenemos que ganar muchos juegos más si queremos ganar la Serie Mundial. No es un camino fácil, pero tampoco fue fácil el camino para llegar hasta aquí. Estamos a la altura del reto y son muchos los muchachos que pueden dar la cara. Estamos en bastante buena situación."

Con el sembrado 1 o 2 en la Nacional, los Rojos tendrían la ventaja de local en la primera ronda de los playoffs. Sin embargo, sería una ventaja poco convencional, ya que este año la Serie Divisional se jugará en el formato 2-3, con el equipo con la ventaja de casa jugando los primeros dos partidos en la ruta.

"Creo que todos los muchachos están contentos", dijo el derecho dominicano Johnny Cueto, quien lanzó seis ceros el jueves en Chicago para ganar su 18vo juego de la temporada. "Todo el mundo está contento. Estamos listos para los playoffs. Queremos poner un esfuerzo máximo en los playoffs."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com